El misterio de la Isla de Saltés.

 

En la desembocadura del rio Odiel, frente a la ciudad de Huelva , en un marco natural protegido y rodeado de marismas donde las aves encuentran su propio paraíso de nidificación, se encuentra un gran desconocido para muchos andaluces.

En la desembocadura que empieza a formar un delta  solo comunicado con la tierra continental por una pequeña carretera, encontramos la isla de Saltes. Durante la época franquista, esta isla cubierta por marismas excepto en verano, fue un lugar de esos para olvidar por su infame función, fue centro de concentración para miles de prisioneros republicanos capturados durante la guerra civil,

Sin embargo no vamos a hablar de nuestra triste historia contemporánea, sino que vamos a ir más allá en el tiempo. En la zona este de la ría del Odiel, ubicada en una zona más arenosa y consolidada, se encuentra el asentamiento arqueológico de Saltes, conocido en época árabe como Shaltish, una ciudad islámica probablemente de finales del califato con una alcazaba, casas muy bien urbanizadas y restos de pozos de agua donde se estima que pudo vivir una población importante de manera permanente.

La Alcazaba, cuyos misterios se fueron descubriendo a lo largo de 2015, muestra los restos de muros consolidados y de grosor importante que le daba un papel defensor a la propia ciudad lo que indica que era un enclave importante. Se sabe que desde tiempos de los romanos había restos de salazón y de su industria relacionada lo que implica la importancia de este lugar en este contexto histórico y económico.

Sin embargo, es curioso que los restos más importantes correspondientes a este enclave pertenecen a la época islámica (aproximadamente siglo X al XIII) y restos de época ibérica e incluso protohistórica , teniendo en cuenta que de época romana o visigoda de momento hay pocos datos.

No son pocos los que se aventuran incluso a ubicar la capital de la mítica Tartessos en este lugar , por otro lado lleno de romanticismo , naturaleza y por qué no decirlo, tragedia si incluimos el episodio anteriormente descrito en el siglo XX.

En estos momentos, el gobierno de Andalucía, esta excavando y rehabilitando este lugar para abrirlo al público más adelante sin embargo no debemos olvidar que este recinto en el caso de restauración y apertura al público debe ser un lugar de la difusión de la historia de la región así como un lugar de interpretación y aprendizaje que debe ser respetado y protegido como testigo de la Humanidad.

Saltes , podría convertirse en un lugar mítico dependiendo de las sorpresas que nos vaya deparando en el futuro.