Las cruces de mayo en Andalucía

Después de la semana Santa y de las ferias organizadas en las diferentes localidades andaluzas, otras de las fiestas tradicionales y que en una época historia estuvieron a punto de desaparecer son las cruces de Mayo .

Las cruces de Mayo, son una tradición folclórica y popular de Andalucía ,  una tradición que une lo religioso con lo festivo y que inicialmente estaba unido a una tradición vecinal.

El comienzo esta tradición se  da en las tradicionales viviendas comunitarias andaluzas, las conocidas como corrales de vecinos. En estas viviendas concretamente en el patio mayor en cuyo alrededor se ubican las viviendas en varios pisos, se hacía una enorme cruz con flores, ya que el mes de mayo es el mes de las flores y de la virgen María.

Alrededor está enorme cruz con diferentes colores por sus diferentes flores, se adornaba con más flores, y otros tipos de adornos como los farolillos similares a los usados en feria. Cada patio de vecinos organizaba la cruz y competía unos con otros.

Alrededor de la cruz se organizaban en domingo fiestas donde se comía se vería se cantaba y se bailaba. Sin embargo la celebración de la cruz de Mayo, no sólo era de carácter lúdico, sino también de aspecto religioso.

Los niños de la vecindad construían sus réplicas de pasos de semana Santa Y organizaban pequeñas procesiones alrededor del barrio realizando colectas entre los vecinos para mejorar su obra. En el mes de mayo era muy común ver en las calles de procesiones de niños muchas de ellas de gran calidad

. Esta tradición estuvo a punto de desaparecer hacia los años 30 del siglo xx sin embargo la tradición se mantuvo aunque venido a los cambios arquitectónicos, como por ejemplo la desaparición de los corrales de vecinos, las cruces de Mayo han cambiado su forma de la tradición en los últimos años.

Hoy día estas cruces ya no se muestran en corrales de vecinos, sino en las plazas de los pueblos o de los barrios de las diferentes ciudades. Este cambio en el modelo de la ciudad ha llevado a que la fiesta se haga más abierta y las cruces y los adornos abarquen más espacio.

Estas cruces de Mayo en los diferentes barrios por su tamaño les ha llevado a convertirse en  réplicas de ferias. Igualmente la tradición de los niños en procesión cada vez se ve con menos frecuencia sin embargo sin que se ha notado un aumento de procesiones con jóvenes y adultos que procesional una imagen de la virgen vinculada a ese barrio o a una actividad en concreto.

No podemos olvidar la vinculación antropológica entre una tradición lúdica y religiosa con un barrio y la actividad relacionada con el mismo. Muchos de estos barrios que organizan las cruces que son varios obreros e inicialmente estaban vinculados al gremio de los tintoreros , actividad común siglos atrás.

Hoy día la actividad de las cruces de Mayo , afortunadamente continúan y podemos disfrutar de ellas con una evolución por los cambios en el tiempo que la costumbres, sin embargo podemos ver la belleza artística de muchas de ellas en diferentes puntos de Andalucía .

Las ciudades de Córdoba, Sevilla y Granada organizan verdaderos eventos relacionados con esta tradición, sin embargo no debemos olvidar numerosas y localidades ubicadas en la geografía andaluza en las provincias de Córdoba o Granada, destacando pueblos como Priego de Córdoba o Cabra en las sierras subbéticas  cordobesas.

No las cruces de Mayo son un preludio a otras pistas mayores como las diferentes romerías ( el rocío)  o el corpus Christi que están cercanas en tiempo y de las que se pueden disfrutar en un periodo con una climatología favorable.