El Ecoturismo, el patrimonio natural y la biodiversidad de Andalucía.

Debido a sus variedades de paisajes y espacios geográficos, Andalucía es una región idónea para la realización del Ecoturismo, y eso es debido también a su gran patrimonio natural y biodiversidad.

Su gran extensión y numerosos paisajes donde destacan zonas marinas, humedales, ríos, arroyos y montañas, lo convierten en una región idónea para actividades turísticas de tipo sostenible.

Estas actividades son normalmente de tipo deportivo aunque también interviene la visión ecológica de la misma ya que sin la existencia de estos espacios fuera de la mano del ser humano, no serian posible.

Desde hace unos años se realizan actividades deportivas en muchos casos muy saludables ya que se producen una inmersión en espacios naturales de los cuales podemos disfrutar de su patrimonio natural y biodiversidad, muy variada en nuestra región.

A los habituales deporte de aventura como trekking , descenso de rápidos en kayak , paseos en bicicleta de montaña, montañismo o paseos a caballo , se unen simplemente aquellas basadas en la simple observación de la naturaleza , muy extendidos en otros países con reservas naturales de mayor extensión y más riqueza natural.

Andalucía posee numerosos espacios naturales con algún tipo de protección, destacando los dos parques nacionales de Doñana y Sierra Nevada (En tramitación el parque de las Sierras de las Nieves), parques naturales, o reservas naturales , lugar de visita de muchos seguidores del ecoturismo.

La ubicación entre dos continentes y la existencia de estos espacios naturales, han convertido a la región también en zona de avistamiento de aves, conocido mundialmente como Birdwatching , y donde podemos observar todas las especies de aves que habitan, invernan o pasan por nuestra región.

Las zonas emblemáticas para esta actividad es el espacio de Doñana, la Laguna de Fuente de Piedra (por la presencia de Flamencos) o el parque natural del Estrecho, donde podemos ver aves que cruzan en otoño o primavera, sin embargo Andalucía posee numerosos lugares como las Lagunas esteparias del Sur de Córdoba o Sevilla , o el parque natural de la Sierra de Cazorla , Segura y las villas.

 

Este tipo de observación, nos permite ver aves tan emblemáticas como la cigüeña, el águila Imperial (muy amenazada y habitante de Doñana o la Sierra Norte de Sevilla) , el ibis eremita en el Estrecho o el Quebrantahuesos en el parque Natural de Sierra de Cazorla , Segura y las Villas.

Sin embargo las aves no son solo la única biodiversidad de la región, ya que estas especies habitan diferentes zonas colonizadas por especies vegételes muy diferentes y en biotopos separados.

Cabe destacar las dehesas de monte mediterráneo con encinas y alcornoques que atraviesan la Sierra de Aracena, Sierra Norte de Sevilla y la Sierra de Hornachuelas en Córdoba, nombrados patrimonio de la Humanidad por la Unesco , donde no solo conviven las especies salvajes sino especies domesticadas como el toro bravo o cerdo ibérico.

La Sierra de Grazalema en Cádiz y la sierra de las Nieves en Málaga destacan por tener bosques de pinsapo, el abeto más meridional de Europa, reliquia de las glaciaciones y en peligro de extinción. No muy lejos de esta región, la misma provincia de Cádiz, afectado por la humedad del estrecho de Gibraltar, en el parque de los Alcornocales, destaca una serie de bosques llamados canutos, que son especies subtropicales similares a la Laurisilva de las Islas Canarias.

Sin embargo lo que atrae más al observador, es poder encontrarse con esas especies de animales que pueblan la naturaleza y poderlas observar en su propio medio.

La estrella, naturalmente es el lince ibérico, en peligro de extinción, aunque recuperándose lentamente gracias a los esfuerzos conservacionistas, y donde con un poco de suerte podríamos verlo en Doñana o en la Sierra de Andújar.

Otra especie a destacar, aunque igualmente esquiva, es la gineta, posiblemente introducida por los fenicios y solo visible por la noche. Podemos destacar también un habitante que pertenece a la fauna africana, el meloncillo, una mangosta en proliferación precisamente debido a la amenaza del lince.

En la zona sur, en los bosques de pinos, podríamos encontrar al camaleón común, especie solo encontrada en Europa en los pinares de Huelva, Cádiz y Málaga, siendo un reptil casi exótico con un origen desconocido.

La riqueza faunística, se extiende también a zonas húmedas como marismas, lagunas , ríos y arroyos con especies piscívoras o anfibios de la zona como el tritón ibérico o el gallipato.

No es muy conocida la biodiversidad marina en la región, sin embargo desde hace unos años se ofrecen actividades de buceo en la zona del Estrecho, la Costa Mediterránea de Granada y Almería y donde se contempla a riqueza acuática, destacando los bosques de fanerógamas . Sin embargo, posiblemente, las especies emblemáticas de la región, en la zona marina , con permiso de las aves , sean los cetáceos.

En verano, llegando la época de migración, numerosas empresas que parten desde Tarifa o Algeciras, realizan incursiones en el mar para visualizar tanto en superficie como bajo el agua , cetáceos que emigran al mar Mediterráneo. Las especies que se pueden ver con algo de suerte son, el rorcual común, el calderón común, el delfín mular y la Orca.

No debemos olvidar que la marisma de Doñana muestra todos los años antes del final de verano, la recogida de las reses salvajes que campan por la marisma en un espectáculo de la naturaleza y igualmente recordar que Andalucía es tierra de caballos pero eso será otra historia.