La herencia de Sefarad en Andalucia

El pueblo judío siempre tuvo una gran vinculación con la península ibérica ya que fue tierra de acogida de estos, a la que ellos llamaban Sefarad. La leyenda indica que los primeros judíos llegaron a la península ibérica allá por el siglo VI antes de Cristo después de la destrucción del templo de Salomón por Nabucodonosor, sin embargo, las fuentes históricas no mencionan la presencia del pueblo hebreo hasta época de dominación romana, concretamente a partir del año 70, año de destrucción de Jerusalén por parte de Tito y sus ejércitos lo que causó la diáspora judía por todo el imperio romano.

El pueblo hebreo se estableció en grandes ciudades y realizaron todo tipo de profesiones como artesanos, comerciantes, banqueros y médicos. Durante el dominio de los pueblos germanos, concretamente en época visigoda, fueron blanco de envidias y de presión política por sus actividades financiaras por lo que en el momento de la conquista musulmana en el 711, los mahometanos fueron recibidos como salvadores. Los siglos posteriores de ocupación de musulmana, fueron de esplendor para los pueblos hebreos que vivían en sus propios barrios llamados juderías y legando a ser miembros respetables incluso de la corte califal. Solamente fueron perseguidos por pueblos intolerantes como los almohades.

Después de las conquistas cristianas a partir del siglo XII, siguieron viviendo más o menos tranquilos y formando incluso parte de las cortes de reyes cristianos como consejeros , sin embargo progresivamente sufrieron presión en incluso ataques racistas como los ocurridos en 1391 con la quema y matanza de numerosas juderías como Sevilla, Córdoba, Zaragoza, etc. Los judíos siempre estaban asociados de manera peyorativa a la responsabilidad en la muerte de Jesús e incluso en haber traído la peste negra por Europa, en el siglo XIV, que diezmo a la población excepto a ellos debido a sus costumbres sanitarias más saludables que las de los cristianos, lo que les llevo a ser señalados como culpables. Su situación ya no fue la misma su periodo finalizo en el siglo XV con la expulsión de los reinos de Castilla y Aragón y una nueva diáspora por El mundo.

De los hebreos nos ha quedado sus ritos, edificios religiosos (sinagogas) , las construcciones de sus barrios llamados juderías y su gastronomía. En este post , indicamos los barrios judíos mas conocidos y mejor conservados de Andalucía:

  1. Judería de Sevilla: Ubicada en el Barrio de Santa Cruz, Santa María la Blanca y San Bartolomé , fue la zona cedida a los judíos justo después de la conquista cristiana en el siglo XIII. En esa época a los judíos, se les cedieron 4 mezquitas para convertirlas en sinagogas, Santa María la Blanca, Santa Cruz, San Bartolomé y el convento de Madre de Dios, hoy convertidas en iglesias. El barrio de Santa Cruz tuvo una gran reforma en el siglo XX por motivo de la exposición Iberoamericana de 1929. Sus rincones, casas y balcones evocan una ciudad por la que no ha pasado el tiempo y muy cerca de los monumentos grandes de la capital hispalense.
  2. Judería de Córdoba: ejemplo de convivencia de las tres culturas, fue el barrio hebreo de la capital califal entre el siglo X y el siglo XV. La calle judíos es el centro neurálgico y donde se ubica la sinagoga, una de las pocas conservadas de manera casi íntegra incluso con el candelabro de los siete brazos. En la calle se halla la estatua del filósofo hebreo Maimonides que vivió en época almohade y fue un referente para Córdoba a nivel mundial. hoy es centro de peregrinación también para judíos de todo el mundo.
  3. Judería de Jaén: fue la más duradera ya que la presencia hebrea se mantuvo durante doce siglos y fueron muy importantes las familias hebreas que allí vivieron. Posee también una sinagoga del siglo XIII hoy reconvertida en la Iglesia de San Andrés. Curiosamente sus angostas calles también tienen el nombre de barrio de San Cruz como en Sevilla. Es de gran importancia debido a que estaban ubicados los baños árabes de la ciudad.
  4. Judería de Lucena: la ciudad ubicada en la ruta califal, tiene una judería tan grande que de hecho, entre el siglo IX y XII la ciudad estuvo habitado exclusivamente por judíos, convirtiéndose en un referente. Posee una gran sinagoga y un cementerio, pero cabe destacar, que en el siglo XII, al caer en manos de los almohades y debido a la intolerancia de este pueblo norteafricano, estos judíos emigraron a Toledo , contribuyendo a la riqueza cultural de la ciudad Castellana.
  5. Judería de Úbeda: fue de gran importancia durante los siglos de ocupación musulmana sin embargo parte de su esplendor y arquitectura desapareció debido a las reformas renacentistas en siglos XVI y su monumentalidad. Sin embargo, nos quedan edificios como la sinagoga del Agua, donde se ha encontrado un mikve (baño ritual judío), un patio, sala principal con arcos apuntados, sala de mujeres y una bodega apara almacén de aceite.

Sin duda la herencia de Safarad , ha enriquecido notablemente a la cultura y ha influido en el desarrollo del pueblo andaluz.