Yacimiento romano de Acinipo

La ciudad se encuentra ubicada en la meseta de Ronda la vieja a una altura aproximada de mil metros y con vistas a la sierra de grazalema. Está construida sobre una antigua ciudad ibérica fortificada llamada “oppidum”.

Su situación estratégica para esa altura lo convierte en un hito arquitectónico para su época ya que las construcciones y edificios se hicieron de manera escalonada.

Hay restos de su ocupación desde época de la edad de bronce, sin embargo la mayor parte de sus construcciones nos llega de la época romana. Desde finales del siglo primero después de Cristo hasta el siglo tercero es la época de mayor esplendor, es en el siglo cuarto cuando ya pierde hegemonía y pasa su importancia a la ciudad de Ronda, y se da su abandono total en el siglo séptimo.

El edificio más importante es el teatro, siendo el elemento mejor conservado, y cuya construcción ha aprovechado la propia pendiente para el graderío, escavado sobre la roca. Con las rocas extraídas para el graderío se construye la escena la cual se conserva en muy buen estado, sin embargo el resto de los elementos arquitectónicos más importantes desaparecieron.

Los otros restos importantes son las termas construidas un siglo antes de Cristo, esta estructura está en  la parte baja de la ciudad. De aquí se conservan el Caldarium y tepidarium , así como restos de conducciones de agua y columnas.

Además de los edificios indicados anteriormente en se pueden observar restos de las domus o casas de mayor prestigio de la zona, así como los restos de la muralla que rodeaba la ciudad y la fortificaba, y finalmente casas de origen ibérico con forma redondeada que precedieron a las construcciones romanas.

La ciudad fue importante en su época porque incluso llegó a acuñar moneda.