8 recintos amurallados monumentales en Andalucía (I)

Como indicamos en anteriores posts, la región de Andalucía fue zona de paso y de establecimiento de diferentes culturas. Durante siglos estas culturas han protegido sus ciudades y pueblos de sus enemigos con recintos amurallados y tenían un carácter puramente militar en la defensa de ellos mismos.

Estas murallas inicialmente eran de forma tosca creadas con estructuras de madera para ir evolucionando a otras estructuras más elaboradas con materiales como adobe, piedra, mortero o ladrillo y que normalmente rodeaban las ciudades con una serie de torres vigía y puertas de acceso y de salida.

Estas estructuras se han mantenido su función a lo largo de los siglos y fueron inexpugnables en muchos casos manteniendo protegidos a sus ciudadanos y creando seguridad en el recinto urbano. Esta función defensiva se perdió a partir del siglo XIV, ya que con el uso de la pólvora y artillería, las murallas se volvieron más vulnerables.

Hoy día, las murallas de numerosas localidades de nuestra región, nos han llegado en mejor o peor estado como un monumento, siendo testigo de una época en cuestión ya que probablemente muchos edificios contemporáneos a su construcción desaparecieron por el progreso o insensibilidad monumental que hizo que nos llegaran a nuestros días.

Los recintos amurallados, nos indican no solamente como se defendían las civilizaciones que pasaron por aquí, sino también que forma tenían de construir y que materiales usados para ellos. Muchos de ellos, grandes constructores con técnicas muy avanzadas para su tiempo, lo que nos ha permitido que estas estructuras lleguen en buen estado a nuestro tiempo.

Vamos mencionar algunos de los recintos amurallados ubicados en nuestra región desde hace siglos y que constituyen un recurso monumental y artístico.

  1. Muralla Almohade de Sevilla: esta muralla rodeaba lo que hoy constituye el casco histórico de la ciudad hispalense. Se construyó en el siglo XII, por parte de la dinastía almohade , en los últimos años de la dominación musulmana de la península ibérica. Esta muralla fue una de las ampliaciones de la muralla romana original de la que hoy nos queda vestigio. Inicialmente rodeaba todo el casco antiguo pero hoy día solo nos ha llegado una parte que comienza en el Arco de la Macarena, rodeando la ronda histórica hasta los Jardines del Valle, otra parte de la muralla que queda en buen estado es la ubicada en los Reales Alcázares y la judería.

    muralla de la macarena

La muralla, está formada por una serie torres vigías en muy buen estado de conservación aunque vulnerables al tiempo y la meteorología. Este tipo de construcción colosal , ultima parte por parte de los almohades, muestra como era este pueblo proveniente del norte de África, ya que aunque era austero y conservador en sus creencias religiosas , a la hora de construir , mostraba edificios y estructuras en cierto punto megalómanas como el caso de la Giralda y los materiales usados para la muralla, una especie de argamasa similar al hormigón que ha llegado a nuestros tiempos casi mil años después y que solo ha sufrido la destrucción por parte del ser humano. La leyenda cuenta que Julio Cesar sacrifico un hijo a los dioses y con su sangre hizo la mezcla para crear la muralla. Un hecho que si es histórico fue que en 1936, se uso la muralla como pelotón de fusilamiento en la Guerra Civil.

  1. Muralla de Carmona: La ciudad de Carmona, ubicada e, la cima de una meseta que se eleva sobre la campiña a casi 250 metros de altura con una vista privilegiada, posea una muralla con gran historia. El tramo que nos ha llegado es el ubicado en la Puerta de Sevilla, cercano a su Alcázar, y podemos ver una estructura con sillares de Piedra cuyo origen es Cartaginés , aunque las posteriores reformas romanas y ensanches por parte de la civilización islámica ha dado lugar al resto de las estructura donde podemos contemplar la diferentes estructuras cuadradas ,almenas y torres fortaleza aunque la parte más impactante es su puerta de entrada con una arco de Medio punto y el uso de piedras con argamasa , propias de los almohades.

    Muralla de Carmona

Muralla de Palma del Rio: La localidad cordobesa ubicada en la confluencia del rio Genil y Guadalquivir, también posee una muralla de estilo almohade que no se hubiera conservado de no ser por los fondos FEDER de Europa que han permitido su restauración. La localidad se menciona ya en época del Califato, concretamente la menciona el obispo Eulogio allá por el siglo IX . La muralla es de factura almohade probablemente del siglo XII y cinco torres definían un espacio pentagonal, unidas por los muros. Su estructura es similar a la de Sevilla y los materiales usados prácticamente los mismos. Nos queda restos de lo que pudo ser una alcazaba o castillo de esta época con una placa que recuerda que en el siglo XIV, después de la conquista de Andalucía por los cristianos, se creó en ese mismo recinto, una hermandad para proteger Andalucía de los ataques islámicos.

muralla de Palma del rio

Muralla de Marchena: Ubicada en la campiña en dirección hacia el sureste, encontramos otra localidad con una muralla de origen almohade también y que rodeaba lo que se conocía como la ciudad antigua o Medina. Estas murallas tenían una parte defensiva para la ciudad y también para el recinto de la Alcazaba. De esta muralla nos ha llegado la Torre de Morón , de forma cuadrada , con una arco de herradura y de la cual se derribo parte para dar acceso a una calle, el arco de la Rosa , de muy bella factura y restaurada que lleva directamente al Alcázar, y el torreón semicircular de la Puerta de Sevilla. En peores condiciones pero también como vestigio ha llegado los restos ubicados en el palacio Ducal.

muralla de marchena

Muralla de Cabra: La ciudad de Cabra, que forma parte del la Ruta del Califato, naturalmente posee su muralla y de tipo medieval islámico. La situación de la ciudad en zona alta que domina toda la sierra subbetica cordobesa, obligaba a amurallar la ciudad y protegerla no solo de los cristianos sino de las revueltas internas dentro de los diferentes regímenes que gobernaron Al-Andalus. La función de la muralla, era proteger especialmente el palacio –Alcázar. La parte de la muralla que ha llegado en buen estado hoy día es la que esta junto la iglesia de la Asunción y Ángeles, con una torre el torreón cilíndrico macizo y los restos de otro destruido por un terremoto en el siglo XVII.

muralla de cabra

Niebla: ubicada en la zona el Condado, en Huelva, región vinícola por excelencia, cuyas murallas, también son vestigio de dominio andalusí de la región, concretamente de la época taifa. Es una de las mejores conservadas de su época, construida por sillarejo para los muros en forma de Talud y sillares para las esquinas. Posee cinco accesos en buen estado como la Puerta de Socorro, La puerta de Sevilla, o la Puerta del Agua. La muralla ha sufrido numerosos estragos en el tiempo como la guerra de Independencia contra los Franceses a primeros del siglo XIX , sin embargo, hoy día nos ha llegado esta maravilla de reconocimiento.

Muralla de Medina Sidonia: La ciudad , que forma parte de la ruta de los Pueblos blancos y testigo de la batalla del Guadalete , allá por inicios del siglo VIII , nos muestra igualmente otro recinto amurallado de igual belleza. La ciudad fundada en época fenicia en una colina que domina, la comarca de la Janda , posee un recinto amurallado cuyo origen es de época califal en el siglo X. Destaca de esta muralla con restos de almenas , el Arco de la Pastora , con dos arcos de herradura , uno apoyado sobre columnas romanas y otro sobre piedra berroqueña. Su nombre viene ya que hay un altar dedicado a la Divina Pastora. Otra puerta o Arco de es la Belén, debido a la advocación a esta virgen pero de esta puerta no se tiene claro si su origen es musulmán o ya época cristiana, aunque conserva lienzos de la antigua muralla.

muralla de medina sidonia

En esta pequeña ruta de los recintos amurallados, no vamos a olvidar uno de los más recordados y famosos de Andalucía. Su origen también islámico, se debe también a su fundación probablemente y nos es ni más ni menos que la muralla de la Ciudad de Almería. La ciudad fue fundada en el año 955 por Abderraman III como un barrio anexo de Pechina que llego tener independencia propia. Es en esta época cuando empezó a construirse su alcazaba y muralla, conocida como la muralla califal. De esta época de la mayor parte y la zona más importante es la ubicada en la zona de la calle de las Atarazanas. La muralla cerraba la medina, y bajaba desde la Alcazaba hasta el mar, protegiéndole de los ataques de los normandos. Aunque hay también restos de época taifa, la parte más importante es la califal que se haya incluido, junto con la Alcazaba, como conjunto arqueológico como bien cultural.

muralla almeria

Con estos ocho espacios, cerramos la primera parte de un post dedicado a los recintos amurallados y a su historia. En un futuro post informaremos de otros recintos conocidos con historia y leyenda, que constituyen un vestigio de civilizaciones pasadas.

Los 7 lugares de batallas épicas en Andalucía.

Si nuestra región se caracteriza por su historia y las numerosas culturas que han pasado y se han quedado, no menos importantes y grandiosas fueron los episodios bélicos y batallas épicas que se dieron en diferentes puntos de nuestra región durante los momentos en el que las diferentes civilizaciones pasaron.

La situación estratégica de Andalucía, entre dos mares, entre dos continentes y un valle de rio entre dos cadenas montañosas , lo convertían en lugares de escaramuzas y batallas que llegaron a ser épicas en algunos casos.

Estas batallas se dieron en muchos casos en rincones de gran belleza natural y por su posición estratégica se dio a favor de uno de los bandos que consiguió el control de los objetivos que se querían mostrar.

De las primeras civilizaciones implicadas en estas batallas o episodios bélicos, las primeras civilizaciones, ya mostraron su furia y la sangre se derramó en base a una conquista que consiguieron unos, los cuales reescribieron la historia y se hicieron dueños de ella. Estas batallas supusieron cambios de régimen y cambios geopolíticos y que pasaremos a describir.

La primera de las batallas a mostrar, se dio en el año 206 a. c y se dio entre la republica Romana y el imperio Cartaginés , que buscaban el control del Mar Mediterráneo y que curiosamente eligieron un lugar de la península ibérica , ubicado a escasos kilómetros de la localidad de Alcalá del Rio ( Sevilla) como escenario de su guerra , en la que las tropas de Publio Escipión el Africano , venció a las tropas de Asdrúbal , en lo que era uno de los episodios de la segunda guerra Púnica, y que siguió a la batalla de Baecula , dos años antes en Baecula, situada en el cerro de las Albahacas en Jaén. Es la llamada batalla de Ilipa Magna

En esta batalla en la que miles de fuerzas formadas por jinetes, infantes y en el caso de los cartagineses, elefantes, termino con la victoria de los romanos y el comienzo de la conquista de la península y creación del embrión del Imperio Romano. De esta batalla se creó como hospital de campaña la localidad de Itálica que paso a convertirse en ciudad residencial y cuna de emperadores y que hoy día aun la podemos disfrutar.

Sin olvidarnos de los romanos, continuamos con las épicas batallas (hoy difícil de imaginar en nuestra época), en la guerra entre Pompeyo y Cesar que se dio en el 45 a.c , donde se enfrentaron cerca de diez legiones por cada bando y más de 50.000 efectivos. La Batalla fue en algún lugar de la Bética y que dio lugar a la Victoria de Cesar contra Pompeyo. La ubicación del lugar exacto se desconoce pero se piensa que pudo ser algún lugar del sur de la provincia de Córdoba.

La tercera batalla, nos lleva a la época final del reino visigodo, un reino que durante algo más de tres siglos, vivió de forma precaria entre las luchas de sus nobles, las conquistas bizantinas y la propia rebelión de la zona Bética , sin embargo la batalla más épica , se dio en el momento de su final.

En el año 711, en el reinado de Rodrigo, los hijos del anterior rey Witiza, que había sido depuesto, se aliaron con los musulmanes recién venidos del norte de África para derrocar al rey que consideraban usurpador, sin embargo, estos musulmanes a las ordenes del caudillo Tarik y que a la vez recibía ordenes del gobernador de Ifriquiya , Muza , no tenía en sus planes permitir otro godo en el gobierno de Hispania aunque si uso a los hijos de Witiza en sus planes.

En el verano de 712, fuerzas formadas por Tarik (alrededor de 12.000) y las tropas del rey Rodrigo (alrededor de 30.000) lucharon en una batalla en algún lugar del cauce del rio Guadalete a unos pocos de kilómetros de la localidad de Arcos de la Frontera (Cádiz). Aquella Batalla se conoció como la Batalla del Guadalete y fue el final desastroso del Reino Visigodo y el comienzo del dominio musulmán que se extendería a más de siete siglos. De esta batalla no queda vestigio, pero las localidades como Medina sidonia o Arcos, fueron de las primeras en tener una distribución típicamente musulmana.

La cuarta batalla, nos lleva concretamente a 1212, en una localidad llamada Santa Elena, donde se dio la batalla de las Navas de Tolosa. Esta batalla enfrentó al imperio almohade contra los reinos de Navarra, Aragón, Castilla, León y voluntarios franceses y occitanos que se habían unido a la llamada de cruzada ante el imperio norteafricano, que constituía un estado totalitario y ultra fundamentalista que amenazaba la paz en Europa. La batalla inicialmente en número desigual ya que los musulmanes triplicaban a sus contendientes y el inicio fue incierto sin embargo una serie de errores de libro y fallos en estrategia movieron la balanza a favor de los cristianos aplastando al imperio almohade, significando su fin y el inicio de la conquista definitiva de la península Ibérica por los reinos cristianos.

Después de las batallas medievales y conquista, España se expandió por el mundo y sus batallas se trasladaron a otros puntos del globo. La siguiente y por lo tanto quinta batalla, se dio precisamente en el momento de declive del imperio hispánico, y fue precisamente por otro imperio emergente.

La quinta batalla se daría, en el año 1805, enfrente del Cabo Trafalgar en Cádiz, concretamente en la zona conocida como los caños de Meca. La batalla se dio entre la Marina Real Británica con cerca de 30 navíos y una coalición Franco –Española, con algo más de navíos. La expedición inglesa, estaba comandada por el Almirante Nelson y la franco –española por Gravina y Villeneuve. La batalla fue ganada por los británicos con una derrota aplastante que supuso prácticamente el fin de la hegemonía marítima del imperio español

La sexta batalla, se daría en el año 1808, se dió en Bailen (Jaén ) la batalla de Bailen , siendo otro de los episodios de las Guerras de independencia contra Napoleón, donde fuerzas de más de 20.000 efectivos por ambos lados ( general Castaños por España y general Dupont , por los franceses) . En esta batalla, ganaron las tropas hispánicas y supuso la salida de José I y la intervención directa de Napoleón, un golpe duro y decisivo para el francés , aunque supondría igualmente el fin del imperio español.

La última de las batallas, se daría en el siglo XX y naturalmente se daría en el transcurso de la Guerra Civil, entre 1936-1939. Realmente la guerra Civil española tuvo un punto de interés y de conquista en Andalucía, especialmente por la cercanía al estrecho de Gibraltar , y al protectorado de Marruecos. Sevilla, Málaga, Pozoblanco y la batalla en los Pedroches , nos lleva a lugares de infame recuerdo que describiremos en futuros posts.

HOTEL EN ROMA

El Ecoturismo, el patrimonio natural y la biodiversidad de Andalucía.

Debido a sus variedades de paisajes y espacios geográficos, Andalucía es una región idónea para la realización del Ecoturismo, y eso es debido también a su gran patrimonio natural y biodiversidad.

Su gran extensión y numerosos paisajes donde destacan zonas marinas, humedales, ríos, arroyos y montañas, lo convierten en una región idónea para actividades turísticas de tipo sostenible.

Estas actividades son normalmente de tipo deportivo aunque también interviene la visión ecológica de la misma ya que sin la existencia de estos espacios fuera de la mano del ser humano, no serian posible.

Desde hace unos años se realizan actividades deportivas en muchos casos muy saludables ya que se producen una inmersión en espacios naturales de los cuales podemos disfrutar de su patrimonio natural y biodiversidad, muy variada en nuestra región.

A los habituales deporte de aventura como trekking , descenso de rápidos en kayak , paseos en bicicleta de montaña, montañismo o paseos a caballo , se unen simplemente aquellas basadas en la simple observación de la naturaleza , muy extendidos en otros países con reservas naturales de mayor extensión y más riqueza natural.

Andalucía posee numerosos espacios naturales con algún tipo de protección, destacando los dos parques nacionales de Doñana y Sierra Nevada (En tramitación el parque de las Sierras de las Nieves), parques naturales, o reservas naturales , lugar de visita de muchos seguidores del ecoturismo.

La ubicación entre dos continentes y la existencia de estos espacios naturales, han convertido a la región también en zona de avistamiento de aves, conocido mundialmente como Birdwatching , y donde podemos observar todas las especies de aves que habitan, invernan o pasan por nuestra región.

Las zonas emblemáticas para esta actividad es el espacio de Doñana, la Laguna de Fuente de Piedra (por la presencia de Flamencos) o el parque natural del Estrecho, donde podemos ver aves que cruzan en otoño o primavera, sin embargo Andalucía posee numerosos lugares como las Lagunas esteparias del Sur de Córdoba o Sevilla , o el parque natural de la Sierra de Cazorla , Segura y las villas.

 

Este tipo de observación, nos permite ver aves tan emblemáticas como la cigüeña, el águila Imperial (muy amenazada y habitante de Doñana o la Sierra Norte de Sevilla) , el ibis eremita en el Estrecho o el Quebrantahuesos en el parque Natural de Sierra de Cazorla , Segura y las Villas.

Sin embargo las aves no son solo la única biodiversidad de la región, ya que estas especies habitan diferentes zonas colonizadas por especies vegételes muy diferentes y en biotopos separados.

Cabe destacar las dehesas de monte mediterráneo con encinas y alcornoques que atraviesan la Sierra de Aracena, Sierra Norte de Sevilla y la Sierra de Hornachuelas en Córdoba, nombrados patrimonio de la Humanidad por la Unesco , donde no solo conviven las especies salvajes sino especies domesticadas como el toro bravo o cerdo ibérico.

La Sierra de Grazalema en Cádiz y la sierra de las Nieves en Málaga destacan por tener bosques de pinsapo, el abeto más meridional de Europa, reliquia de las glaciaciones y en peligro de extinción. No muy lejos de esta región, la misma provincia de Cádiz, afectado por la humedad del estrecho de Gibraltar, en el parque de los Alcornocales, destaca una serie de bosques llamados canutos, que son especies subtropicales similares a la Laurisilva de las Islas Canarias.

Sin embargo lo que atrae más al observador, es poder encontrarse con esas especies de animales que pueblan la naturaleza y poderlas observar en su propio medio.

La estrella, naturalmente es el lince ibérico, en peligro de extinción, aunque recuperándose lentamente gracias a los esfuerzos conservacionistas, y donde con un poco de suerte podríamos verlo en Doñana o en la Sierra de Andújar.

Otra especie a destacar, aunque igualmente esquiva, es la gineta, posiblemente introducida por los fenicios y solo visible por la noche. Podemos destacar también un habitante que pertenece a la fauna africana, el meloncillo, una mangosta en proliferación precisamente debido a la amenaza del lince.

En la zona sur, en los bosques de pinos, podríamos encontrar al camaleón común, especie solo encontrada en Europa en los pinares de Huelva, Cádiz y Málaga, siendo un reptil casi exótico con un origen desconocido.

La riqueza faunística, se extiende también a zonas húmedas como marismas, lagunas , ríos y arroyos con especies piscívoras o anfibios de la zona como el tritón ibérico o el gallipato.

No es muy conocida la biodiversidad marina en la región, sin embargo desde hace unos años se ofrecen actividades de buceo en la zona del Estrecho, la Costa Mediterránea de Granada y Almería y donde se contempla a riqueza acuática, destacando los bosques de fanerógamas . Sin embargo, posiblemente, las especies emblemáticas de la región, en la zona marina , con permiso de las aves , sean los cetáceos.

En verano, llegando la época de migración, numerosas empresas que parten desde Tarifa o Algeciras, realizan incursiones en el mar para visualizar tanto en superficie como bajo el agua , cetáceos que emigran al mar Mediterráneo. Las especies que se pueden ver con algo de suerte son, el rorcual común, el calderón común, el delfín mular y la Orca.

No debemos olvidar que la marisma de Doñana muestra todos los años antes del final de verano, la recogida de las reses salvajes que campan por la marisma en un espectáculo de la naturaleza y igualmente recordar que Andalucía es tierra de caballos pero eso será otra historia.

La antigua Grecia llega a Sevilla

Hace unos años tuve la oportunidad de visitar el British Museum, donde pude contemplar sus colecciones, una de ellas sobre Grecia, numerosas piezas, desde frisos, estatuas de mármol o Kylix de cerámica.

Ahora una exposición trae algunas de esas piezas a Sevilla, concretamente a Caixa Forum.

Con el nombre “Agon La competición en la Antigua Grecia”, desde el pasado 21 de marzo hasta el próximo 17 de junio, permanecerá esta exposición única e irrepetible.

En la entrada nos encontraremos con la Niké alada con ropas agitadas por el viento, esta impresionante estatua de mármol del 100 a.c. (Halicarnaso actual Turquía).

También podemos ver un bloque de un friso con la escena de una batalla entre griegos y amazonas del mausoleo de Halicarnaso.

Podremos conocer cómo era la competición en la antigua Grecia, descubriendo a sus héroes, atletas y guerreros.

Aprenderemos como era su vida cotidiana, a través de sus representaciones artísticas, ya sea por medio de esculturas o de su cerámica. Donde se narran las historias y mitos más representativos, como Hércules y sus celebres trabajos, la Guerra de Troya o el Juicio de Paris.

Los certámenes teatrales y musicales que atraían espectadores de distintos lugares solo para verlos y disfrutar de las obras de escritores como Esquilo, Eurípides, Sofocles o Aristofanes.

Una forma única de poder conocer más de la cultura griega.

¡No te lo puedes perder!

Las cruces de mayo en Andalucía

Después de la semana Santa y de las ferias organizadas en las diferentes localidades andaluzas, otras de las fiestas tradicionales y que en una época historia estuvieron a punto de desaparecer son las cruces de Mayo .

Las cruces de Mayo, son una tradición folclórica y popular de Andalucía ,  una tradición que une lo religioso con lo festivo y que inicialmente estaba unido a una tradición vecinal.

El comienzo esta tradición se  da en las tradicionales viviendas comunitarias andaluzas, las conocidas como corrales de vecinos. En estas viviendas concretamente en el patio mayor en cuyo alrededor se ubican las viviendas en varios pisos, se hacía una enorme cruz con flores, ya que el mes de mayo es el mes de las flores y de la virgen María.

Alrededor está enorme cruz con diferentes colores por sus diferentes flores, se adornaba con más flores, y otros tipos de adornos como los farolillos similares a los usados en feria. Cada patio de vecinos organizaba la cruz y competía unos con otros.

Alrededor de la cruz se organizaban en domingo fiestas donde se comía se vería se cantaba y se bailaba. Sin embargo la celebración de la cruz de Mayo, no sólo era de carácter lúdico, sino también de aspecto religioso.

Los niños de la vecindad construían sus réplicas de pasos de semana Santa Y organizaban pequeñas procesiones alrededor del barrio realizando colectas entre los vecinos para mejorar su obra. En el mes de mayo era muy común ver en las calles de procesiones de niños muchas de ellas de gran calidad

. Esta tradición estuvo a punto de desaparecer hacia los años 30 del siglo xx sin embargo la tradición se mantuvo aunque venido a los cambios arquitectónicos, como por ejemplo la desaparición de los corrales de vecinos, las cruces de Mayo han cambiado su forma de la tradición en los últimos años.

Hoy día estas cruces ya no se muestran en corrales de vecinos, sino en las plazas de los pueblos o de los barrios de las diferentes ciudades. Este cambio en el modelo de la ciudad ha llevado a que la fiesta se haga más abierta y las cruces y los adornos abarquen más espacio.

Estas cruces de Mayo en los diferentes barrios por su tamaño les ha llevado a convertirse en  réplicas de ferias. Igualmente la tradición de los niños en procesión cada vez se ve con menos frecuencia sin embargo sin que se ha notado un aumento de procesiones con jóvenes y adultos que procesional una imagen de la virgen vinculada a ese barrio o a una actividad en concreto.

No podemos olvidar la vinculación antropológica entre una tradición lúdica y religiosa con un barrio y la actividad relacionada con el mismo. Muchos de estos barrios que organizan las cruces que son varios obreros e inicialmente estaban vinculados al gremio de los tintoreros , actividad común siglos atrás.

Hoy día la actividad de las cruces de Mayo , afortunadamente continúan y podemos disfrutar de ellas con una evolución por los cambios en el tiempo que la costumbres, sin embargo podemos ver la belleza artística de muchas de ellas en diferentes puntos de Andalucía .

Las ciudades de Córdoba, Sevilla y Granada organizan verdaderos eventos relacionados con esta tradición, sin embargo no debemos olvidar numerosas y localidades ubicadas en la geografía andaluza en las provincias de Córdoba o Granada, destacando pueblos como Priego de Córdoba o Cabra en las sierras subbéticas  cordobesas.

No las cruces de Mayo son un preludio a otras pistas mayores como las diferentes romerías ( el rocío)  o el corpus Christi que están cercanas en tiempo y de las que se pueden disfrutar en un periodo con una climatología favorable.

Descubre el arte en Antequera

 

Hace poco tiempo he tenido la oportunidad de regresar a Antequera, municipio de Málaga, del que nunca me cansare de volver.

Numerosos son los recursos que posee, una gran riqueza monumental, sus iglesias, ermitas o sus fortalezas.

Pero si hay un lugar que no debes perderte en tu visita es sin duda, los Dólmenes de Antequera, que han sido incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial por la Unesco.

Considerados como uno de los sitios prehistóricos más valiosos de Andalucía.

Son bloques de piedra que forman cámaras y espacios cubiertos. Son tres los que se conservan Viera, Manga y el Romeral.

En el enlace siguiente se puede obtener más información: www.museosdeandalucia.es/cultura/museos/CADA

Entre sus monumentos podríamos destacar su increíble Alcazaba, con una vista maravillosa del lugar.

En la comarca se han encontrado restos de épocas romanas, como mosaicos, calzadas o el conocido “Efebo de Antequera”.

El Convento de San Francisco, cuya construcción fue costeada por los Reyes Católicos, donde se mezclan diferentes estilos, el gótico, renacimiento y barroco.

La Real Colegiata de Santa María y el Arco de los Gigantes son otras de las obras más representativas del Renacimiento de la zona.

Para los amantes de la naturaleza y del Birdwatching se encuentra uno de los lugares más hermosos y con más variedad de especies de aves, la Reserva Natural de la Laguna de Fuente de Piedra, que se convierte en un paraíso para las aves en primavera.

Ya llega la Semana Santa

En unos días comienza la Semana Santa y toda Andalucía se está preparando para que todo esté perfecto.

Sus calles, son balcones se engalanan, cualquier lugar se decorará para lucir con todo su esplendor.

Las hermandades ultiman los detalles, no puede fallar nada, ya que en unos días estarán recorriendo las calles.

Lo mejor para poder disfrutar de la Semana Santa es ponerse un calzado cómodo, así podrás caminar mucho mejor y seguir todos los recorridos de los pasos.

Por las mañanas se puede ir a visitar las iglesias que permanezcan abiertas, donde se encuentran los pasos que procesionan ese día o en días posteriores.

Los “besamanos” son otra de las cosas que nadie debería perderse, en Sevilla los días previos a su salida, hermandades como “El Gran Poder”, “Los Gitanos”, “El Amor” o “La Macarena”, suelen congregrar una gran multitud.

En Málaga algunas se llevan a cabo los tradicionales “traslados”, las imágenes son llevadas del templo hasta los tronos, para poder realizar la procesión por la tarde.

Otro de los momentos más impresionantes que podemos contemplar es la llegada de “La Legión” que hace guardia al Cristo de Mena para portarlo posteriormente.

En Granada no debes perderte en las Colinas del Sacromonte el paso del “Cristo de los Gitanos”, con las zambras llenándolo todo de arte y duende.

En la madrugada del Viernes Santo de la Catedral sale “Nuestro Padre Jesús Nazareno” que llaman “El Abuelo” recorre las calles de Jaén.

Tampoco debe uno olvidarse de acercarse a conocer la Semana Santa de Úbeda y Baeza, donde sus pasos recorrer algunos de los monumentos más representativos de Renacimiento de Andalucía.

Jaén un paraíso natural

 

La provincia de Jaén está llena de cultura, de exquisita gastronomía que recorre todos sus rincones, pero si tenemos que destacar otro de sus numerosos atractivos ese es su naturaleza.

Podemos descubrir en ella diferentes lugares, como sierras escarpadas o campiñas y vegas repletas del cultivo del olivo que inunda la provincia.

El valle del Guadalquivir nos muestra el nacimiento de este río, con unos paisajes únicos que mostraran a todos los visitantes las riquezas naturales de gran belleza.

Realizar excursiones por las Cordilleras Béticas es otra de sus actividades, con sus paisajes ligados al sotobosque, con numerosas especies de animales.

En concreto la provincia de Jaén tiene la mayor superficie de espacios naturales protegidos de España, con cuatro Parques Naturales, tres Parajes Naturales, dos reservas naturales, cinco monumentos naturales, 2 parques periurbanos.

En todos estos lugares se pueden realizar diferentes actividades como pueden ser el Kayak, ciclismo, nordic walking, senderismo, entre otras.

Ofreciéndonos una gran variedad de lugares para poder disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Cádiz carnavalesco y milenario.

La ciudad de Cádiz, conocida como la Tacita de Plata, aunque progresivamente pierda habitantes, no pierde el encanto de las pequeñas ciudades que se saben milenarias y con derecho a ser reconocidas mundialmente.

La ciudad milenaria, fundada según la tradición por los fenicios en el siglo IX a.c en una pequeña Isla en la Bahía, hoy unida a San Fernando, nos muestra su historia en cada uno de los rincones.

Pero no adelantemos acontecimientos y primeramente vamos a indicaros las mejores formas de llegar con permiso de los puentes que unen la ciudad con el resto de municipios de la bahía. La primera opción sería a través del tren que después de dejar Puerto real y San Fernando, bordea la costa por el istmo y donde podemos ver a la derecha la bahía y a la izquierda al playa semisalvaje de Cortadura, lo que da la sensación de que uno navega por sus aguas. La otra forma seria llegar a través de barco por Rota o El Puerto de Santa María para contemplar la visión de la Bahía y los diferentes circuitos que la circundan.

Después de llegar al puerto, debemos perdernos por sus rincones que aunque sea tópico recuerda a una ciudad colonial americana, un monumento a visitar es su catedral renacentista, y conocer de cerca su gastronomía, y el encanto de sus gentes con su humor característico representando en una de sus fiestas grandes , el Carnaval.

La gastronomía nos muestra todos los productos del mar, desde sus pescados fritos, sus mariscos (no olvidarnos del erizo marino) habituales en cualquier punto. La ciudad histórica comienza desde las murallas de Puerta Tierra y sabemos que fue fundada por los comerciantes fenicios de Tiro ya que son numerosos restos los aparecidos (en el museo de Cádiz se conservan como joyas esos dos sarcófagos antropomorfos encontrados en 1980 que atestiguan su paso.

Posteriormente los romanos también dejaron su huella, ya que se conservan los restos del teatro en estado aceptable y abierto para visitas.

Cádiz también fue islámica pero también se le conoce como ciudad portuaria en época de las Américas, con el permiso de Sevilla y no debemos olvidar que es cuna de la primer Constitución Liberal en un país monárquico, la de 1812, conocida como la “ Pepa” por ser aprobada un día de San José.

Cualquier rincón de Cádiz tiene un encanto especial , pero sería injusto no mencionar sus playas , teniendo además una de las mejores playas urbanas , la de La Victoria , de arena blanca y fina, aunque la más conocida por su pequeñez y su historia es la de la Caleta ( escenario de algunas películas) con el fondo del faro del castillo de San Sebastián , antiguo templo del dios Crono y la playa semisalvaje de la Cortadura al final de la ciudad y que sirven de disfrute no solo de los gaditanos sino de los turistas.

Cádiz vive con gran pasión sus fiestas grandes, el carnaval precede a la Semana Santa, y durante varios días , sus habitantes se implican en su organización y celebración siendo de interés turístico y de gran reconocimiento mundial.

No olvidemos la Semana Santa, vivida con gran fervor en las fechas correspondientes y que inunda Cádiz de incienso y aromas de cera en una semana de fe y pasión.

Con independencia del viento de Levante o de Poniente, el clima de Cádiz es benigno todo el año sin los calores sofocantes del verano, y con un invierno más que suave. Recomendamos siempre en cualquier época del año, una visita a la conocida como La Tacita de Plata.

La Peña de Arias Montano y su magia

Tenía once años cuando en aquel verano fui a mi primer campamento a la Sierra de Aracena ( Huelva), concretamente a un albergue ubicado en Jabugo y en aquellos días pude descubrir los rincones de la naturaleza y sus lugares históricos , curiosamente el mismo año que era declarado Parque natural. Referente a estos lugares hablaremos con más detalles en próximos artículos.

En uno de los últimos días, aquel autobús que nos solía llevar por todos los rincones de aquella recién descubierta Sierra de Aracena, nos llevo a un rincón pintoresco y curioso que no conocía.

Llegamos a una peña en cuyo lateral de la carretera, había una fuente de la que llegaba agua de manantial, tan fría que parecía que venía directamente del polo y eso que era el mes de agosto.

Pude comprobar que numerosos autobuses llegaban cargados de visitantes que colapsaban el lugar, no sabía realmente que me iba a encontrar y la verdad es que vi un recinto con una bella capilla desde donde se podía ver una espectacular vista de la sierra de Aracena con sus imponentes montañas verdes redondeadas.

Años después regrese a aquel lugar, ya de adulto, y acompañado por la que hoy es mi mujer. Había escuchado hablar de la Peña de Arias Montano, pero no caí en la cuenta de que era aquel espacio que visite de niño.

Peña de arias Montano
Peña de arias Montano

Ya desde la perspectiva de adulto, pude valorar mejor aquel lugar, la Peña de Arias Montano, nombrado así en honor a Benito Arias Montano, bibliotecario mayor del rey Felipe II y gran erudito del siglo XVI que se retiró en este lugar en sus últimos años.

La peña está rodeada por arboles de tipo mediterráneo y con una espectacular vista de Alájar y el resto del parque natural en la que en los días claros es posible incluso ver el mar. En la peña se construyo la ermita renacentista de Nuestra Señora de los Ángeles, con una peregrinación de los lugareños todos los meses de septiembre. Cuenta la leyenda que si una pareja de novios cruza debajo de su arco, acabaran casados en breve (no recuerdo si lo hicimos o no pero hoy días seguimos casados)

El lugar está ubicado sobre una red de cuevas, siendo la más conocida la llamada como el Palacio Oscuro. En esta red de cuevas se han encontrados restos arqueológicos desde la Edad de Bronce o incluso de la mítica civilización tartesia.

Sin embargo, este lugar no es solo un lugar de historia y naturaleza, sino un lugar mágico, un lugar conocido como sitio de poder. Este recinto ejerce influencia a todo visitante que se preste, y no deja indiferente a nadie, este es un hecho de que allí se construyera una ermita católica en la época de la Contrarreforma pero sin duda pudo ser también lugar de influencia mágica en el resto de las culturas.

¿ Pudo ser un altar de sacrificio ibero-celta ?¿ quizás algún ribat con orientación a La Meca?. Sea como fuere, podemos decir que este lugar donde llegaron ermitaños y donde hoy día peregrinan muchos visitantes es un lugar mágico dentro de un espacio mágico de naturaleza.

Desde la Peña de Arias Montano, parten muchos senderos para conocer las entrañas del Parque natural de Aracena y Picos de Aroche que vale la pena conocer.

Un consejo, siéntate a la sombra de un pino , relájate enfrente y deja que la mente escape y muestre todo su potencial, así podrás comprobar desde tu posición la magia de este encantador lugar.