Cádiz fenicia ( Gadir).

La ciudad de Cádiz, fue fundada según la tradición en 1100 a.c por los navegantes tirios que navegando por la costa de África, atravesaron el Estrecho de Gibraltar y se establecieron en una isla ubicada escasos metros del continente y en la bahía donde desemboca el rio Guadalete.

Los fenicios fundaron la ciudad de Gadir , en una isla , manteniéndose a distancia prudencial del continente pero aislada de posibles ataques de indígenas. La plaza ubicada en una isla con aprovisionamiento de agua posiblemente fuera fundada en el siglo IX-VIII ya que los restos encontrados son de esta época. La ciudad se constituye como puerto de salida para las mercancías de metales que partieron hacia la metrópoli Tiro en Oriente.

La ciudad de Cádiz, es considerada como la ciudad más antigua de Europa occidental y constituyen el primer asentamiento fenicio en la Península Ibérica. La ciudad posee restos visibles en un espacio arqueológico convertido en espacio museístico y preparado para ello y restos en el museo de Cádiz.

Los restos arqueológicos fenicios se encuentran en la zona del Mercado, por lo que se ha convertido en un importante punto de referencia.
El yacimiento muestra restos de calles, viviendas y otras estructuras correspondientes al siglo IX a.C. Se conservan un total de ocho viviendas distribuidas en dos terrazas y organizadas en torno a dos calles pavimentadas. La mayoría de estas estructuras se han hecho con barro y arcilla
Las calles fueron pavimentadas con arcilla desde que se construyeron los primeros edificios..  Es muy curioso encontrar huellas fosilizadas de reses. La visita gira en torno a la figura de Mattan, un fenicio fallecido en un gran incendio que tuvo lugar en la ciudad en el siglo VI a.C. posiblemente por un asalto violento.

Además de estos restos podemos ver la fábrica de salazones de época romana.

Otro punto de referencia es el Museo arqueológico de Cádiz con Restos de la época fenicia a destacar. Las obras fenicias a destacar en el museo son:

El sarcófago masculino hacia 400 a.c

Creado de forma antropomórfica con un rostro masculino, con cabello y barba bien arreglados, que sostiene en su mano izquierda una granada y en la derecha una corona de flores pintada, muy perdida. Se muestra cubierto con una túnica donde quedan descubiertos los pies.

El trabajo en la piedra muestra la influencia griega y puede ser un proceso de transición de fenicio a griego.

En 1980 apareció en Cádiz el sarcófago femenino, los cuales no son muy abundantes por lo que son un gran hallazgo. Otros son de Sicilia o de la ciudad de Sidon en el Libano. Este tipo de piezas demuestran el gran papel comercial de Gadir en el Mediterráneo. No obstante, también se ha defendido la presencia de un taller local. Está claro que este tipo de sarcófagos por el trabajo en piedra solo podía estar al alcance de unos pocos y por lo tanto podía pertenecer a la clase privilegiada.

Sarcófago femenino

Otro sarcófago antropoide con dos piezas caja y tapadera, siendo esta parta con forma de mujer con todos los detalles incluyendo el peinada. Su mano derecha sostiene un alabastron con tapadera. Posiblemente tenga origen Sidonio y a diferencia del otro masculino contenía un ajuar funerario formado por dos pares de pestañas de bronce, cinco amuletos colgantes en forma de ureus, un escarabeo y cuatro clavos de bronce.

Estatuilla fenicia Siglo VIII-VII a.c

Cinco bronces localizados en la zona del templo de Melqart Hércules en Sancti Petri lo convierten en uno de los hallazgos más importantes de la ruta fenicia. Desde tiempos romanos se menciona el extraño culto con temática fenicia practicada en este recinto ya que había ausencia de un dios propiamente dicho, y se adoraban a dioses de tipo egipcio (Osiris) y sirio (Reshef). En esta pieza vemos a Melqart como un trasunto de Osiris, con los cánones del arte faraónico, con faldellín (nemes) y la corona propia de este dios (atef). Melqart puede asimilarse al dios Osiris que muere y resucita como fuente de renovación. La leyenda contaba, que el templo conservaba las cenizas del mortal semidiós Hércules , de ahí su fama por todo el Mediterráneo.

Collar de bronce de necrópolis Siglo V-IV a.c

Collar compuesto por cuentas de oro y cornalina que se alternan y formas esféricas, cilíndricas y de huso. La parte central lleva un medallón con una roseta de doce pétalos inscrita en dos círculos concéntricos de oro esmaltado y también cuelgan otros dos colgantes de oro, uno con forma de ánfora y el otro con forma de cabeza de carnero.

Figura de guerrero Siglo VII a. c

Se puede ver una figura masculina cubierta con bonete cónico en la cabeza. Su rostro aunque desgastado con los años muestra la presencia de una barba de forma que da aspecto orientalizante. Se teoriza el hecho de que este en actitud de alancear otra figura perdida, posiblemente un animal u otro ser humano. La figura se apoya en una base muy tosca. Esta es posiblemente una de las primeras figuras de piedra de época fenicia. Posiblemente formara parte de la decoración de una casa importante. Nada sabemos sobre la identidad del personaje, pero la actitud parece reflejar una escena de lucha, posiblemente mítica. ¿Estamos ante uno de los trabajos de Melqart-Heracles en un momento arcaico de expansión de la leyenda?

Cabeza Siglo VI-V a.c

Esta cabeza fue un hallazgo submarino unido posiblemente al templo gaditano de la Venus Marina-Astarté, situad, en la Punta del Nao. Era costumbre arrojar ofrendas al mar lo que demuestra el carácter protector de esta deidad para los marineros. La cabeza está trabajada con gran detalle, especialmente el cabello rizado, que pudiera ser una peluca postiza. La imagen es una mezcla de arte con barba de tipo egipcio y ojos de tipo oriental. Esta es la representación de los personajes fenicios que se pueden ver y mostrar en las regiones cananeas.

Thymiaterion Siglo VII-VI a.c

Este objeto o quemaperfumes nos demuestra su importancia en el culto a la Venus Marinera. Esta diosa (Astarté en Fenicio) formaba la triada fenicia junto con Melqart y Baal. Astarté se asocia al planeta Venus y la Luna, de ahí su importancia como divinidad asociada a la navegación astronómica y a la feminidad. Aquí encontramos representados: flores de loto, embarcaciones, lunas y/o soles nacientes (no olvidemos que Venus sólo se ve durante el alba o el crepúsculo)