Cádiz romano ( Gades)

Teatro Romano

Descubierto en 1980 del cual se muestra la cavea y los vomitorios que quedan al aire libre. Accediendo a través del centro de interpretación y en pozos mas profundos , se puede ver restos de la Orchestra y la Scena.

Una de las característica de este teatro , es que es el mas antiguo de la HIspania Romana y ya era mencionado por Ciceron o por viajeros como el propio Estrabón. Es igualmente el mas grande de Hispania solo superado por el de Córdoba con un aforo de unos 10.000 espectadores para una ciudad de 50.000.

Factoria de Salazones

La factoría de salazones de Gades ubicada en los terrenos del antiguo Teatro Andalucía corresponde a este momento de mayor esplendor de la ciudad, promovido por los Balbo con el fin de hacer más grande a su ciudad de origen, imitando a las grandes ciudades de Roma

La ubicación de esta factoría indica que nos encontramos ubicados en terrenos de extramuros de la ciudad .Sus restos nos muestran la estructura de un edificio construido en esta época de expansión de la ciudad, fue abandonada a principios del siglo IV d.C. La función de esta instalación es, asimismo, probablemente la actividad más importante de la ciudad de Gades, desde al menos el siglo V a.C. hablamos de la factoría de salazones

La factoría demuestra debió ser una ciudad vinculada principalmente s con el mar. Dentro de este conjunto de actividades comerciales, la industria pesquera y conservera fue principal para la ciudad

La factoría se distribuye a la manera clásica de situar piletas alineadas alrededor de una sala a cielo abierto. El área excavada ocupa una extensión de 330 m2. Sus dimensiones aproximadas son 21 x 18,5 m. El patio central debió ser de forma cuadrada y tener una puerta enlosada o bien hormigonada.

El patio principal está formado su suelo de opus signinum, conservado en un pequeño sector. El suelo hormigonado está asentado en la arena de colmatación del canal en el siglo II a.C. y en declive hacia el sur -centro del patio- desde las piletas, posiblemente para recuperar las aguas de lluvia y depositarlas a través de canalizaciones en las cisternas ubicadas bajo el suelo de patio central, algo habitual en las factorías de salazones del Mediterráneo Occidental.

Museo Arqueológico

El museo muestra restos romanos encontrados en Cadiz, Baelo Claudia o Medina Sidonia. Las obras de época romana para ver son las siguientes :

Hércules Gaditano:

La pieza muestra a un Hércules, que porta en su mano derecha las tres manzanas del Jardín de las Hésperides. La fecha mas probable es Alto Imperio Romano. Es  una copia en pequeño formato de la estatua de culto de Melqart-Hércules que existía en el famoso templo de Cádiz. Hay una posibilidad de que sea en el siglo V a.C.

Retrato de Trajano de Baelo Claudia

La cabeza y cuerpo estaba separada. Las dos piezas estaban en buen estado aunque con algunos desperfectos en nariz y cara

El cuerpo y la cabeza tienen distintos orígenes y cronología, aunque en su momento formaron una única estatua. La cabeza está realizada en mármol de Carrara y podría ser obra de algún taller oficial de la misma Roma de ahi su importancia. Se elaboró reutilizando una cabeza de Domiciano , modelándose con la forma del retrato oficial creado con motivo del ascenso al poder de Trajano, en el año 98 d.C.

Templo del Hércules Gaditano.

El santuario estaba formado, en un conjunto de edificaciones donde destacaba un edificio principal y un patio al que se llegaba por una puerta flanqueada por dos grandes columnas. En la portada principal aparecía un relieve que mostraba los doce trabajos de dios Hércules en bronce. Los sacerdotes que moraban el templo vigilaban que las llamas del fuego perpetuo no se apagaran, según relata Estrabón , el historiador romano.

Hay que destacar dos pozos de agua dulce cuyo ritmo de crecida se producía en sentido inverso al de las mareas. Según otro historiador latino Pomponio Mela, bajo el templo estaban sepultados los restos del mismísimo Hércules. Y el subsuelo también albergaba otras reliquias mitológicas como el cinturón de Teucro o el árbol de Pigmalión. De leyenda.

Cuenta la leyenda en el interior del templo gaditano el caudillo cartaginés Aníbal, siendo apenas un niño, juró odio eterno a Roma ante su padre, Amílcar Barca. Posteriormente regresaría aquí para ofrecer sus votos a los dioses antes de emprender su aventura: la conquista de Italia.

Pasando el tiempo, hasta llegar al año 68 a.C, fue Julio César quien como general, ante la estatua de Alejandro Magno que allí había, se lamentó que a la edad de 30 años todavía no había alcanzado las mismas gestas del conquistador macedonio. El político romano regresó al templo de Hércules en el año 45 a.C. tras la batalla de Munda, en la provincia andaluza de Córdoba.