Calle Gutiérrez de los Rios o Almonas

 Esta céntrica calle de Córdoba , conocido el duende de la calle Almonas donde se cuenta por parte de  Teodomiro Ramírez de Arellano en los es la historia de una joven que recibió una rica herencia de sus padres que provoca la envidia de su hermano el cual envidioso por el favor hacia ella , planea asesinarla.

La historia cuenta como la mujer que habita en una casa de la calle Almonas, hoy Gutiérrez de los Ríos, conoce a un duende, que no es mas que un hombre, llamado Martín, condenado a vagar eternamente por haber maltratado a su padre anciano. El en secreto está enamorado de ella, pero por ser feo y muy bajito, ella no le corresponde. Martín conoce los planes asesinos del hermano y la avisa, pero ella no le cree y decide cambiar de casa a la Judería.

La noche de Nochebuena ,al volver de la misa del gallo en la Catedral, el hermano espera a la chica y la asesina de una cuchillada en el corazón, quedándose con su con su dinero y finalmente trasladándose a la casa de la calle Almonas. Nunca creyó la historia que le contó el duende, pero éste una noche lo ahorca. Los vecinos después de escuchar los gritos , aparecen y encuentran al cadáver del hermano colgado y a Martín el Duende y este indica, que había sido la Divina providencia. Después de esto desapareció de la faz de la tierra.

Desde entonces numerosas son las apariciones de una chica amargada por haber desconfiado de quien le advirtió, del asesino ajusticiado y colgado y finalmente del hombre duende que hizo justicia a todos.