Capilla de la Expiración de la Hermandad del Museo

 

Ubicada al lado del Museo de bellas artes, el antiguo convento de la merced, la Hermandad del Museo, fue fundada en 1575 en la Iglesia Mudéjar de San Andrés, trasladándose posteriormente. Años después, en 1613, se crea una capilla del que sería Monasterio y Convento de la Merced Calzada.

Este espacio rectangular está decorado con casetones tallados y policromados de finales del siglo XVII. Una solería de mármol cubría el suelo y que fue expoliado por las tropas napoleónicas, aunque se conserva en el Palacio Arzobispal. El retablo mayor es de estilo neoclásico y contiene las dos imágenes titulares de la hermandad el Cristo de la Expiración (1575) de Marcos Cabrera y María Santísima de las Aguas (1772) de Cristóbal Ramos.

Con la misma relación de Murillo con el Convento de la Merced, encontramos la siguiente obra.

Resurrección de Cristo (reproducción del original)

Fue expoliado por los franceses y formó parte de la colección de Paris sin embargo posteriormente fue devuelto a España por el Gobierno francés, formando parte de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La obra muestra una iluminación con contrastes y una fuerte alternancia de claroscuro y una imagen con las directrices de  Pacheco. La perfección de Murillo se muestra en el dinamismo del cuerpo de Jesús, mostrándose muy espiritual al contrario que los soldados que se muestran sin movimiento.