Convento de Madre de Dios

El convento fue fundando en el año 1472 Isabel Ruiz de Esquivel, personalidad importante de aquella época ya que fue esposa del alcaide de Sevilla, Juan Sánchez de Huete. Doña Isabel creo un beaterio para Religiosas Dominicas, concretamente en un viejo edificio, cuyos propietario era el Hospital de San Cristóbal y Santiago, cuya ubicación era la Puerta de Triana. Sin embargo el edificio en si tuvo una duración muy corta ya que una riada a finales del siglo XV , destruyo casi por completo el edificio

Por este motivo , las monjas cuya desolación era patente solicitaron ayuda a la reina Isabel la Catolica debido a que la soberana había vivido durante años en la ciudad y tenia un gran afecto por la misma. La reina católica , despues del descubrimiento de America dono a las monjas una manzana de casas situada frente a la parroquia de san Nicolás. Estas casas habían sido expropiadas a los judíos que además tenían una sinagoga la cual fue convertida en un oratorio para el futuro convento.

Este hecho de conversión a convento ocurrió solo unos cincuenta años después donde las monjas incluso llegaron a levantar una iglesia. Igualmente se crearon las nuevas dependencias en unas obras que llevaron varios años. Finalmente, la iglesia se terminó de construir en 1572,cuya dirección la llevaban de los arquitectos Juan de Simancas y Pedro Díaz de Palacios y la portada de la calle San José, obra de Juan de Oviedo y de la Bandera finalizó en 1590. La puerta tiene como figura destacable una hornacina con la imagen de la vida de la Virgen entregando el rosario a Santo Domingo y por debajo el escudo de la Orden de Predicadores. Esta obra terminó en 1598, pero a un coste tan alto que la congregación quedo en la mas absoluta ruina, por lo tanto solicitaron nuevamente ayuda real , concretamente al Felipe III pidiéndole que confirmase todos los privilegios que tenía el convento y al mismo tiempo que le hiciese la merced de unas nuevas ayudas. Estos privilegios fueron confirmados y la congregación conoció entonces los momentos de mayor crecimiento y esplendor

El crecimiento de la comunidad se debió especialmente al ingreso de mujeres vinculadas con la alta sociedad y el Descubrimiento de América. Entre ellas, tres hijas de don Jorge de Portugal, conde de Gelves y doña Isabel Colón y Toledo, tres biznietas de Colón, una fue Priora en el año 1599; doña Juana de Zúñiga, viuda de Hernán Cortés, su hija doña Catalina Cortés y su nuera Catalina de Arellano; el licenciado Diego Venegas y familia; Beltrán de Cetina, padre del poeta Gutiérrez de Cetina, y muchos otros. Otras religiosas de menor importancia son Sor Mariana de Santo Domingo Riosoto, Sor Mariana de Santa Rosa y Sor Bárbara de Santo Domingo, aunque esta ésta última muy venerada de su comunidad pasada y presente.

Con la desamortización ocurrida en el siglo XIX , las monjas perdieron parte de sus patrimonio , aunque con la restauración de la monarquía , muchos de los inmuebles y el patrimonio les fue devuelto aunque otra parte paso directamente al estado.

Arquitectónicamente, su interior esta formada de una sola nave cubierta de gran belleza cubierta por artesones de rica lacería, de tipo mudéjar con cinco paños, creado por Francisco Ramírez, Alonso Ruiz y Alonso Castillo. Un arco esta sostenido por columnas tipo dóricas que contienen pinturas de Lucas de Valdés y antepechos de hierro forjado, ejecutados por Pedro de Valera, y que separa la capilla mayor del resto del cuerpo de la iglesia.

El retablo mayor,fue creado en un intervalo de dos años a principios del siglo XVIII encargada a Francisco de Barahona y con esculturas de otros retablos primitivos debidas a Jerónimo Hernández.El retablo ubicado en el latera , dedicado a la Virgen del Rosario muestra una interesante colección de relieves de las postrimerías del siglo XVI, sin embargo, otro de gran importancia es el segundo altar del muro del Evangelio con la pintura que representa- el «Entierro de Cristo».

La zona de clausura tiene una distribución de  planta cuadrada y dos plantas de altura, columnas de mármol sobre pedestales en ambas y vigas de madera en la planta baja. Alrededor de este patio encontramos el refectorio y el despacho de la abadesa en la planta baja y las celdas en la planta superior, siendo además usado como cementerio de la comunidad.

Sin embargo el otro patio tiene una forma irregular con de tres galerías de tres alturas y donde se encuentra la zona de dormitorios, la enfermería baja y algunas celdas.