El camino de Santiago mozárabe

En el siglo VIII llegaron los musulmanes a tierras andaluzas que conquistaron definitivamente en un periodo de tres años. Al contrario de lo que se piensa, los musulmanes fueron tolerantes con las demás religiones del Libro, los judíos y cristianos, y aunque tuvieron que pagar más impuestos que los musulmanes, su cultura fue tolerada en los siglos de ocupación con algunas excepciones.

Los cristianos que permanecieron bajo dominio musulmán, se llamaron mozárabes, y aunque no perdieron sus ritos y liturgias, prácticamente se arabizaron y tomaron sus costumbres mezclándose con la del resto de habitantes.

En la Edad Media, tuvieron su propio rito litúrgico diferente al rito católico romano y dispusieron de una iglesia propia. Algunas de sus construcciones quedaron para la posteridad en diferentes puntos de España aunque en Andalucía apenas quedan vestigios.

A comienzos del siglo IX, se descubre un mausoleo con inscripciones hebreas en un bosque del norte de Galicia, que podía verse incluso en la noche debido a la visión del camino de las estrellas que formaban parte de la Vía Láctea y que sirvió de guía a los primeros peregrinos de lo que sería el santuario o posterior Catedral del Santiago de Compostela (se había descubierto la tumba del Apóstol Santiago el Mayor en un lugar llamado Campus Stellae , campo de estrellas).

Desde entonces, comenzó la peregrinación a la ciudad de Santiago a través de los diferentes Caminos Jacobeos durante la Edad Media que dio lugar no solo a un movimiento religioso sino también a un revulsivo económico que afectaba a todas las posadas, y pueblos que formaban parte de los Caminos Francés, portugués, Vía de la Plata y otros.

Estos caminos, venían recorriendo los reinos cristianos como Castilla, León, Navarra o Francia, sin embargo, desde hace unos años, se está promoviendo un camino diferente, un camino que utilizaban los cristianos que Vivian en tierras musulmanas del Sur.

Se tiene constancia, que desde el siglo IX y hasta la caída de los últimos reinos musulmanes, los mozárabes realizaban su peregrinación saliendo desde distintos puntos de Andalucía para llegar a Mérida, en Extremadura y enlazar con el Camino de la Plata Jacobeo aunque cada vez menos cristianos partían de peregrinación de Al Andalus ya que la emigración definitiva al norte era cada vez mayor.

Estos Caminos partían de las ciudades que formaban parte del reino Nazarí, Málaga, Jaén, Granada y Almería que llegaban a la capital del Califato Córdoba, para dirigirse a Mérida.