El fantasma del Parador de Jaén.

Finalizando la pequeña mención que hacemos a los hoteles y establecimientos de alojamiento encantados o con la presencia de fantasmas, encontramos probablemente uno de los más conocidos e importantes no solo por su categoría como hotel sino por la historia contenida en el edificio.

En esta ocasión hablamos del Parador de Jaén, ubicado en el Castillo de Santa Catalina, en un cerro a cuyos pies se haya la ciudad de Jaén, y donde se contempla toda la zona del Valle del Guadalquivir, la Sierra Magina y la Sierra de Cazorla.

El Parador de Jaén es un castillo construido sobre cimientos árabes por Fernando III el Santo, en el siglo XIII durante la conquista de aquella región por las tropas cristianas y que posteriormente en el siglo XX, después de una reforma, se convirtió en uno de los paradores que salpican la geografía española.

Se cuenta desde más o menos los años 60, que una serie de fenómenos extraños ocurren en sus instalaciones. Especialmente, se destaca, los fenómenos ocurridos en la habitación número 22 del establecimiento.

Cuentan los huéspedes, que durante la noche, a esa habitación llaman a la puerta, y cuando abren allí no hay nadie. Es en esa misma habitación donde los objetos se mueven de sitio, son lanzados o incluso se produce una bajada de temperaturas drástica incluso con calefacción.

La fenomenología no acaba aquí, algunos testigos, huéspedes y empleados, mencionan la presencia de una joven vestida con ropas arábigas que se pasea contantemente por el recinto. Según la dirección del hotel y empleados nadie que trabaje allí usa esa indumentaria.

La historia menciona la existencia de una joven musulmana llamada Jasmina que murió de amor por un desengaño con su amado. Un historia muy recurrente cuando hablamos de castillos encantados.

Otros testigos mencionan la existencia de otro espíritu conocido como Terrible Lagarto que pasea por el recinto lamentándose de las circunstancias que propiciaron su muerte y que no fue otra que los estragos de un largo cautiverio.

Fenómenos paranormales o supercherías inventadas por gente que no saben cómo llamar la atención, si podemos indicar que el castillo posee una gran historia debido a las circunstancias vividas desde su construcción hasta hoy día.

Guerras, intrigas, muertes y otros sucesos acaecieron en sus muros sin un testigo o un registro que nos pudiera llegar hoy día como cualquier elemento tecnológico cotidiano nos lo hace llegar. Solamente los testigos nos dan una información de la que desconocemos su fiabilidad.

Otros lugares de Andalucía probablemente tengan este tipo de historias que forman parte de su propio folclore, sin embargo invitamos a todos comprobar si es verdad o si es simple mito lo contado en estas líneas y descubrir un edificio con historia, donde incluso se cuenta que el presidente francés Charles de Gaulle se hospedó, para descubrir que sucedió en sus entrañas.

Hoteles Globales