El Palacio de Orleans

Ubicado en la ciudad alta de Sanlúcar de Barrameda, encontramos otro lugar habitado por un fantasma que no deja de ser famoso. Este lugar es el palacio de Orleans, llamado así por ser residencia de los Duques de Montpesier e infantes de España.

Corría el año 1848, cuando Francia instaura la tercera republica, de forma que la familia real francesa , huye del país, entre ellos el segundo hijo del ultimo rey Luis Felipe I. Este hijo era Antonio de Orleans que era Duque de Montpesier y al haberse casado con la Infanta de España María Luisa, infante de España de manera consorte.

Después de abandonar su país de origen se estableció en Sevilla, y encontrando en Sanlúcar de Barrameda , un lugar para pasar el verano , construyo en 1848 un palacio. Este palacio tuvo todas las influencias que un caprichoso noble , diplomático y aventurero que después de una larga estancia en Oriente como militar , hizo decorar el palacio con influencias neoclásicas , góticas y mudéjares , dando a la casa , una combinación de diferentes estilos que causaba un gran contraste.

Igualmente , le diseñaron un jardín desde donde podía verse Sanlúcar, el rio Guadalquivir y el coto de Doñana , con diferentes especies botánicas traídas de diferentes partes del mundo.

El palacio era un lugar de ensueño en el que disfrutaron los Orleans y sus descendientes a lo largo de los años venideros , sin embargo la tragedia golpearía a uno de sus descendientes.

En 1936 , el príncipe Alfonso de Orleans , un joven de 24 años que se había alistado en el ejercito nacional como piloto de combate en la Guerra Civil Española. Fue uno de los muchos jóvenes nobles unidos a la causa noble con idea de derrocar al régimen Republicano y restaurar la monarquía. Sus ansias de aventura lo habían puesto de piloto igual que aquellos pilotos de la primera Guerra Mundial de las líneas alemanas. Sin embargo nunca pudo ver ganada la guerra ya que murió ese mismo año.

Sin embargo , a pesar de la muerte de uno de los descendientes, su figura no abandono el lugar. Hoy días , el palacio es sede del ayuntamiento y muchos de los concejales y trabajadores , hablan de la presencia de un piloto aviador de los años 30 bajando por la escalera principal y teniendo las conversaciones mas comunes,

Un caso muy conocido es del conocido aristócrata y periodista, José Luis de Vilallonga , que se caso en Sanlúcar y fue a pernoctar en este palacio , casa de su familia política y según el , el mismo día de la boda , se encontró con el piloto fallecido , dándole consejos sobre su familia como si fuera un persona normal , sin percatarse que llevaba mas de veinte años muerto .

Desconocemos , si hoy día el fantasma de don Alfonso , dará consejo a los ediles que moran diariamente el edificio convertido en casa consistorial y si en algún momento de la visita guiada o no , tendremos la suerte de ver su estela deambulando por la escalera principal.