IGLESIA DE SAN VICENTE

La Iglesia de San Vicente es otra de las construcciones gótico-mudéjar del siglo XIV , construido a intramuros de la ciudad medieval. Su estructura del edificio fue construida sobre los restos de una Iglesia Paleocristiana y Visigoda del siglo V-VI y siendo una de las mas reformadas quedando la parte original representada en el interior.

Exterior:

De la parte exterior queda casi no presenta rasgos de su estructura original, exceptuando una portada gótica los pies, sencilla y formada por unas simples arquivoltas de arcos apuntados.

Interior:

Su interior esta distribuida con tres naves  separadas por gruesos pilares con arcos apuntados de este tipo de templos. Está cubierto con armaduras de madera, la nave central a mayor altura y dos aguas, y las laterales simétricas .

Tuvo múltiples ampliaciones  este templo, destacando la construcción de su  Capilla Sacramental, una obra realizada según proyecto del arquitecto Pedro de Silva en 1761 tras la destrucción de la anteriormente existente a causa del Terremoto de Lisboa de 1755.Con una planta rectangular de dos tramos, el primero cuadrado está cubierto con cúpula y linterna, y el segundo rectangular está cubierto con bóveda de cañón rebajado. Su retablo mayor está presidido por la imagen de Nuestro padre Jesús de la Divina Misericordia.

La capilla del inicio de la nave de la epístola es un recinto formado por dos capillas, la primera de 1584, ampliada en 1817. Están cubiertas por dos cúpulas una octogonal y otra semiesférica, con linterna. Un retablo realizado con restos procedentes del convento del Carmen para la Virgen del Rosario (Las Siete Palabras) lo preside . Actualmente en esta capilla se encuentra la Virgen de los Dolores, talla atribuida a Blas Molneren un altar lateral y la imagen de Jesús de las Penas, atribuida a Pedro Roldán en una peana de mármol verde y blanca en el frontal de la Capilla. En esta capilla, cedida a la Hermandad de Las Penas desde 1946, destaca el zócalo de azulejos de 1602 que realizara Hernando de Valladares.

Aunque ahora se encuentra en la nave de la iglesia, antiguamente presidía la Capilla exterior el retablo ejecutado por Andrés de Ocampo entre 1603 y 1605, junto con los relieves del Descendimiento y de la Exaltación de la Serpiente en el desierto.

La nave del evangelio destaca la capilla de la Archicofradía Sacramental de las Siete Palabras, de tipo mudéjar y planta cuadrada; cubierta también mediante cúpula octogonal apoyada sobre trompas y es la parte más antigua de la iglesia. Restaurada en 1873 y entre 1936-1939. Preside la capilla el misterio del Cristo de Las Siete Palabras -del siglo XVI y perteneciente a Felipe Martínez- María Santísima de los Remedios y San Juan Evangelista, en el centro.

En un altar ubicado en el lateral se puede ver una imagen del Sagrado Corazón de Jesús y en la pared opuesta un grupo pictórico, donde destaca la imagen de la Virgen de los Remedios de Pedro de Villegas Marmolejo.

En la misma nave del evangelio se abre la imponente Capilla Sacramental, realizada según proyecto del arquitecto Pedro de Silva en 1761 tras la destrucción de la anteriormente existente a causa del Terremoto de Lisboa de 1755. Es de planta rectangular de dos tramos, el primero cuadrado cubierto con cúpula y linterna, y el segundo rectangular cubierto con bóveda de cañón rebajado. En el testero destaca el retablo del comulgatorio, en estilo rococó, y con un camarín con ventana a la plaza posterior, realizado para el Nazareno de la Divina Misericordia, de la Hermandad de Las Siete Palabras. En sus altares laterales podemos contemplar las imágenes de la Virgen de la Cabeza, tanto dolorosa como gloriosa.

Ábside :

Presenta en el presbiterio un notable Retablo Mayor, obra de Cristóbal de Guadix de finales del siglo XVII con obras de santos y santas de Joaquín y José Cano de 1753.