Iglesia de Santa Marina

 

La iglesia puede considerarse como otro de los ejemplos del arte mudéjar de la ciudad de Sevilla. Fue construida inicialmente en el siglo XIII sobre los restos de una mezquita posiblemente, sin embargo de esta construcción no quedan vestigios.

Una de las capillas laterales es de esta primera época, sin embargo la mayor parte de la misma se construyó en el siglo XIV, pasando a formar parte de ese grupo de iglesias mudéjares llamada de 1356, en referencia al año de terremoto que destruyo su mayor parte y de esta época fue la mayor parte de la construcción.

Posteriormente, en el siglo XVIII se rehabilitaron varias capillas en las que se hospedaban algunas hermandades como la Mortaja, o la Divina Pastora.

En los dos últimos siglos , la iglesia sufrió dos incendios , uno en 1864 y otro provocado en los disturbios momentos antes de comienzo de la Guerra Civil en 1936 que dejaron durante mas de 30 años al edificio en ruina que hicieron que casi se perdiera para siempre, sin embargo fue rehabilitada y nos ha llegado como una joya mudéjar.

Portada.

La torre fue construida de ladrillo en el siglo XIV en ladrillo de planta cuadrada y con arcos de tipo mudéjar que recuerda las mezquitas, sin embargo la construcción es cristiana. La torre tiene en el campanario arco de herradura y en la parte central arcos polilobulados que recuerda el pasado musulmán de la ciudad.

La puerta principal es a típica puerta gótica de piedra con jambas y arquivoltas y ocho arcos ojivales La decoración austera y carente del tímpano gótico presenta punta de diamante.

 

Ábside

 

Esta iglesia presenta un ábside ochavado, con contrafuertes y ventanas ojivales geminadas, en conjunto forma un espacio de elegante belleza . Se trata de Ábside poligonal con contrafuertes y ventanales góticos.

 

 

Interior

 

El interior del templo se divide en tres naves separadas por grupos de arcos apuntados en ladrillo, que se apoyan en pilares en forma de cruz. La nave central es la más grande tanto en altura como en anchura, y finaliza en un ábside poligonal, presentando además capillas laterales.

La cubierta del templo presenta tres partes diferenciadas. La nave central cubierta con un artesonado moderno de buena factura. En Las naves laterales destacamos que están  cubiertas de colgadizo. Finalmente, las capillas están cubiertas con bóvedas sobre unas trompas . Destacamos en la zona interior la bóveda decorada con lacerías de ladrillo y trompas con yeserías en la Capilla de la Virgen del Amor, y la bóveda con decoración de gajos en yeso que cubre la Capilla usada como Sagrario.

El interior de la Iglesia presenta las siguientes obras:

Escultura

María Santísima del Amor. De Jesús Santos Calero, 1969.

Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. De Francisco Buiza Fernández, 1973.

Santo Ángel anunciador. De Francisco Buiza Fernández, 1975.

Nuestra Señora de la Aurora. De Antonio Joaquín Dubé de Luque, 1978.

Nuestro Padre Jesús Cautivo. De Antonio Joaquín Dubé de Luque, 1998.

San Juan Evangelista. De Antonio Joaquín Dubé de Luque, 2004.

Jesús Niño. De Miguel Ángel Pérez Fernández (talla) y Ricardo Llamas (policromado), 2005.

Santa Marina De Miguel Ángel Pérez Fernández (talla) y Ricardo Llamas (policromado), 2007.

Pintura

Divina Pastora. Es una donación entregada a la Hermandad en mal estado en torno a 1990. Se desconocen tanto su autor como la fecha ejecución.

Nuestra Señora del Valle. De Juan Antonio, 1958.

San Juan Bautista de La Salle. De Roberto García-Tapial Tinahones, 1998.