Laroya

La localidad de Laroya, ubicada en Almería , sufrió uno de esos fenómenos en apariencia normales pero posteriormente podrían ser consideraos fenómenos paranormales .El 16 de junio de 1945 se produjeron una serie de incendios sin motivo aparente, y  atacaron por decirlo de alguna manera a todo el que se cruzara por su camino. Se piensa que el fenómeno estuvo relacionado , con combustión espontanea ocurrida a un habitante de la zona.

Laroya está ubicado en la Sierra de Filambres y tiene una población escasa de algo mas de 100 personas. El fenómeno ocurrió un caluroso verano, al aparecer de manera espontanea mas de mil incendios arrasando los alrededores.

La catástrofe fue un enigma ya que comenzó en el trigo verde del caserío Franco y, la vez una niña fue poseída por las llamas en el cortijo Pitango. Afortunadamente fue rescatada por sus familiares alertados por sus gritos.

Según contó luego la víctima, una bola de llamas color azul se dirigió a su delantal y lo encendió al instante. El fuego se extendió rápidamente por su cuerpo y aunque sobrevivió , fueron los peores momentos de su vida

Parecía que el fuego solo quería arrasar aquella aldea por alguna razón, pero no se sabia a ciencia cierta la razón. Las camas , las sabanas , mantas y otros enseres , eran los afectados directamente sin ningún tipo de control

Los habitantes , queriendo buscar una explicación , acudieron a la Guardia Civil , pero no encontraron nada aparente. Los oficiales pudieron ver como el cortijo de Estela Jesús Martínez Morales fue pasto de llamas que aparecían de manera espontanea. Había comenzado una secuencia de sucesos extraños y hecho macabros.

Los días siguientes , esos incendios se fueron extendiendo por el pueblo y la misma niña fue nuevamente pasto de las llamas aunque sin lamentar su perdida. Ella finalmente fue conocida como la niña de las Llamas.

Los incendios eran imposible de apagarse ; su virulencia era tal que cuando llegaban los equipos y cuadrillas para apagarlos, el fuego ya había hecho su trabajo. Algunos mas viejos del lugar mencionaban la venganza del “Moro Jamá”, un morisco quemado por la Iglesia y que había clamado venganza mas allá de la muerte después de su ejecución, y otros creían que se trataba de la ira del Dios Reshef , dios egipcio de la guerra.

Los científicos que aparecieron en el lugar descartaron fenómenos de vulcanismo , o fenómenos solares e incluso de un pirómano .

Las habladurías seguían contando apariciones terroríficas de un niño , mas bien el esqueleto de un niño en llamas , que se asemejaba mucho al dios egipcio anteriormente indicado.

Finalmente la niña de las llamas , aunque sobrevivió , fue victima de la locura , y finalmente se suicido envenenándose, pero no fue el único hecho trágico relacionado con su familia, su hermanos y hermana también se suicidaron y ninguno de los demás miembros sobrevivientes indicaron que habían visto porque el secreto paso a mejor vida.