Monasterio de San Clemente

La fundación de este monasterio ocurre justo después de la conquista cristiana por Fernando III y se funda el mismo dia de la Festividad de San Clemente. Por ese motivo se construyo el monasterio del orden de Cister

Pero el deseo del monarca no pudo hacerse realidad hasta años más tarde. De hecho la primera noticia cierta de que el Monasterio de San Clemente está formado por una comunidad religiosa, al frente de la cual se encuentra una abadesa, es de 1284. Es este un año decisivo en la historia de nuestra comunidad. Este monasterio se convierte en Real al pasar a la protección de rey Alfonso X y bajo el control de Don Remondo

Este monasterio, hoy día es una joya arquitectónica de Sevilla y de gran sentimiento religioso ya que se encuentra ocupado por monjas de la orden cister, y cuya labor artesanal es la de obrador ( muy conocidos sus dulces y repostería) , fabricación de cirios ( muy importante en las procesiones de Semana santa) y trabajos manuales como la creación de rosarios.

Arquitectónicamente , el edificio posee muchos estilos desde su época fundacional pero destacan sus partes renacentistas y barrocas creadas a lo largo de los siglos XVI y XVII.

Sin embargo , la parte de mayor belleza, religiosidad y calidad artística corresponde al interior , con numerosas obras

Una de las partes de mayor calidad artística es el Retablo Mayor el cual esta formado por las siguientes estructuras.
Dos cuerpos, tres calles, una ático doble y un banco.

una hornacina en cada una de las calles y ubicada entre columnas de tipo Corinto, rematada por un frontón partido, y una figura de un ángel.

Las hornacinas , muestran en el lado del Evangelio adosadas al evangelio  la imagen de San Benito de Nursia, Padre del monacato occidental. La historia de su vida nos indica que vivió durante los siglos V y VI. Siendo aun joven, al estar estudiando en Roma y ver el desastre de la vida vivida allí, se retiró a Subiaco, donde vivió como ermitaño durante 3 años. Su fama se hace mundial , y funda Montecassino en Italia, y en su nombre se fundan numerosos monasterios repartidos por Europa, siendo conocido por su santidad y el equilibrio de sus reglas. San Benito esta ubicado en el monasterio debido a que la orden de Cister deriva de una reforma de la orden Benedictina , ocurrida allá por el siglo XI.

Otro de los santos de importancia de la orden es San Bernardo , ubicado sobre una basa , al lado de la Epistola. El fue el primero que ingresa con unos treinta compañeros en Citaux, primer monasterio de esta orden con una austeridad muy diferente a la que se tenia acostumbrado en un monasterio medieval. Sin embargo aunque no era un tipo de vida deseado, la capacidad del santo le hizo abrir y fundar mas monasterios a lo largo del territorio francés , extendiendo así sus reglas, a través de sus escritos.

Otro santo a destacar es San Clemente, patrón y titular de la orden cuya imagen está enmarcada por un arco de medio punto.

San Clemente fue el tercer papa de Roma, por lo que se habla de una estrecha relación entre él, San Pablo y San Pedro. Posiblemente, fuera un colaborador en la fundación de la Iglesia de Filipos , según recoge los hechos de los apóstoles.

En el segundo cuerpo entre las columnas de orden Corinto tenemos, en las hornacinas con dos figuras perteneciente a los reyes de hispanos. En el lado del Evangelio se encuentra San Fernando y en el lado de la epístola San Hermenegildo.

En la hornacina central destaca la figura de la Virgen Inmaculada ( dogma de gran importancia en la Sevilla del Barroco y de las que destacan numerosas obras) custodiados por dos ángeles con anagrama que indican su nombre y la figura del Espíritu Santo.

Como remate al retablo se encuentra un arquitrabe, un friso en el centro recamado con una serie de adornos que recuerdan a triglifos y que están sobre columnas paneadas.

La siguiente parte es el ático , formado por dos cuerpos. Uno con el Hijo, Jesús Crucificado, del autor Felipe y Gaspar de Ribas (1639-1647).  La del lado de la epístola y mirando hacia alto y en su mano una llama  que bien podría ser la caridad.


El Retablo de San Juan Bautista. S.XVII.Es otra de las obras y fue encargado inicialmente a Gaspar Núñez Delgado a inicios del siglo XVII si como los relieves que se muestran. También destacan como artistas Francisco de Ocampo y fue completado con las pinturas y policromía de Francisco Pacheco con influencia de la Sevilla manierista.


Otra obra es la Virgen de los Reyes , del siglo XVIII a semejanza de la de la capilla Real de la Catedral de Sevilla. La imagen titular es “de vestir” y sigue el modelo de la conservada en la Capilla Real de la Catedral. Acompañan a la imagen titular las esculturas de San Francisco de Asís y San Bernardo.

Finalmente , destacamos la techumbre , como ultima obra artística y que está formada por cinco paños con una decoración típicamente mudéjar.

El Monasterio esta incluido dentro de la Ruta de Murillo.