Palacio de Arizon

Si un edificio guarda misterio con la existencia de un fantasma , es el palacio de Arizon, hoy día reconvertido en un hotel de cuatro estrellas. Este lugar ubicado en Sanlúcar de Barrameda , tiene una historia y una leyenda.

El pequeño palacio , fue la morada de Diego de Arizon, un cargador que traficaba y vendía el oro de América , de hecho el palacio estaba ubicado en una privilegiada posición que le permitía ver todos los barcos que llegaban de América por el rio Guadalquivir.

Olvidamos decir que la época de la que hablamos era el siglo XVIII , una época antes del final del imperio hispánico de América , en el que indianos o españoles peninsulares hicieron su fortuna y llegaban a estar campañas enteras en América sin aparecer por sus lugares de origen.

Tal es el caso de Diego de Arizon , cuya esposa Margarita debía sentirse abandonada por su esposo que se echo a los brazos de su sirviente. Tal era la pasión que destapaba que fue larga la relación, sin embargo un esclavo turco al servicio de Arizon , le indico al marido la existencia de estos amores, y después de comprobarlo , asesinó a sus esposa y enterró su cadáver en algún lugar del viajo palacio. El dueño , fue ajusticiado y al final el palacio quedo abandonado en una suerte de halo de misterio y de tragedia.

Se cuenta que en la zona del Torreón , aparece el espectro de una dama blanca , que aparece en las noches de luna llena ,y que probablemente corresponde al espíritu de Margarita. Sin embargo sus apariciones no se quedan en formas espectrales y etéreas.

Cuentan algunos visitantes, que aparecen no solo los espectros, sino una Aparicio de sus caras en las diferentes estancias del palacio , emulando a las famosas Caras de la localidad jiennense de Belmez de la Moraleda.

Hoteles Globales