Palacio de los Villalones

En la Córdoba tradicional , encontramos otra historia de fantasmas en el  barrio de San Andrés concretamente con una antigua casa del siglo XVI conocido como Palacio de Orive,o palacio de Villalones” o como en Córdoba se conoce la casa encantada. El edificio es de estilo renacentista en su fachada , y nada mas la figura de su dintel , pone a cada uno que lo ve el miedo en su corazón . Este es el inicio de la historia.

La historia indica  que  en esta casa vivía un corregidor llamado don Carlos de Ucel y Guimbarda.  Este individuo quedó viudo siendo relativamente joven y según la leyenda , su única hija fue victima de una maldición.  Un noche en medio de una fuerte tormenta, nuestro protagonista recibió la visita de unos extraños viajeros que no tenían donde quedarse a pasar la tormenta, y Don Carlos los acabo invitando a quedarse en su casa.

La hija, desde inicio se sintió atraída atraída por el extraño aspecto de los huéspedes, y comenzó a espiarlos por el ojo de la cerradura para comprobar que estaban realizando un ritual mágico alrededor de una vela que parecía de color amarilla.  Según la leyenda , con un conjuro uno de los visitantes pudo abrir un agujero en el suelo y extraer todas las riquezas de el.

La muchacha sin poder creerse lo que veía , repitió exactamente el ritual que aprendió pensando en un juego. La vela amarilla permitió abrir de nuevo el orificio y ella fue en la búsqueda de los tesoros a las profundidades de la tierra. Sin embargo, no se dio cuenta que la vela se consumía rápidamente y finalmente cuando se consumió, se cerro el hueco de golpe. Sus gritos de auxilio y los intentos desesperados de don Carlos por rescatar a su hija fueron en vano, la niña finalmente desapareció. Don Carlos murió triste y con una vida sin sentido por tan amarga perdida.

A partir de ahi , la leyenda o los rumores  cuentan que al anochecer, gritos y lamentos provienen del interior del palacio, y que una enigmática sombra pasea por palacio.Un sombra que incluso escritores del siglo XIX de época romántica la mencionan como algo insólito y presente en las noches enigmaticas de ese palacio.

Hoy día es uno de esos edificios oficiales en los que muchos trabajadores mencionan haber convivido escenas insólitas : extrañas vibraciones del suelo, luces que se encienden solas, un macabro lamento que se oye en ocasiones en la planta baja y la aparición de una bella joven vestida con vestido blanco y vaporoso que porta una vela amarilla en la mano. Una casa afectada por la maldición y que hay que conocer

Hoteles Globales