Plaza de Santa Cruz ( Murillo)

La plaza de Santa Cruz, es el recinto donde se encontraba la  iglesia de Santa Cruz. Esta iglesia fue lugar donde fue sepultado el genial pintor. La relación de esta iglesia con el artista no se acaba con el fin de sus días, ya que al ser vecino de la zona,  Murillo solía frecuentarla

Según se contaba, el artista pasado horas contemplando la pintura el descendimiento de Cristo, de Pedro de campaña. Tanto tiempo solía llevar se el artista en el templo que cuenta la leyenda que un día el sacristán tuvo que llamar la atención porque tenía que cerrar, y el artista le respondió que estaba esperando al descendimiento de ese divino Señor.

La iglesia fue destruida por los franceses en 1810, quedando en el misterio el lugar y la situación de la tumba de Murillo. No obstante, una placa indicada en la plaza menciona este hecho sobre genial artista.