Yacimiento de Doña Blanca

Ubicado entre el Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera, limitando al norte con la Sierra de San Cristóbal y al sur con una llanura aluvial y salinas del rio Guadalete. El yacimiento está en una colina en forma de meseta creada por la superposición de estratos desde el primer momento de ocupación en la Edad de Cobre pasando por la época fenicia, romana, visigoda, musulmana y medieval.

La ciudad fenicia, cuyos primeros restos pertenecen al siglo VIII a.c , estaban ubicadas en un puerto ya que aquella laguna aluvial estaba cubierta por el mar en aquella época y era un puerto de conexión de Gadir con la zona continental y los indígenas.

La primera ocupación corresponde a la época de la edad de Cobre hasta su abandono posterior siglos después, sin embargo se vuelve a ocupar en el siglo VIII a.c . En esta época encontramos los restos mejor conservados.

Estos restos apareen cubiertos por una capa de sedimentos de épocas posteriores, aunque hay zonas no cubiertos por estos estratos. Aquí vemos las viviendas fenicias de planta cuadrada en terrazas artificiales aprovechando la posición natural del terreno. Estas viviendas están formadas por 3 o 4 habitaciones con zócalo de mampostería alzado de arcilla y enlucidas con cal. El suelo era de arcilla y los techos cubiertos de vigas de madera con cubierta vegetal.

Estas casas tenían horno con estructura abovedada, estructura que se mantiene hasta el siglo III a.c.

Podemos encontrar estructura de las calles de unos 4 metros con unas estructuras cuadradas que son piletas que reciben el mosto pisado de otras dos piletas o lagares en forma cuadrada ya que los fenicios introdujeron la vid y por lo tanto el proceso de elaboración del vino, muy común hoy día en estas regiones.

La ciudad fenicia posee también una fuerte muralla con mampostería de arcilla roja que se disponía en el terreno natural y se levantaba a una altura de unos 3 metros. Posteriormente en el siglo VI a.c se creó otro círculo defensivo y un siglo después la ultima parte de la muralla aunque solo se conserva la parte indicada.

La necrópolis es otro lugar ubicado en la zona norte, donde se han encontrado túmulos aunque la forma de enterramiento habitual de urna con cenizas aunque también zonas de huecos para enterramiento de las mismas.

La Torre de Doña Blanca

Es un edificio con estructura y forma de planta de cruz griega del s. XV como atalaya de vigilancia sobre la bahía y el curso bajo del río Guadalete. Hoy día se muestra una reconstrucción de segunda mitad del s. XIX ya que la torre se encontraba muy derruida tras la guerra de la Independencia de España. Se piensa que esta Torre como el lugar en el que sufrió prisión y muerte doña Blanca de Borbón (1361), esposa de Pedro I, de ahí el nombre por el que hoy la conocemos. Otros estudiosos identifican el edificio como una ermita