Otoño en la Sierra Norte

Durante este puente he podido hacer una excursión por la sierra Norte de Sevilla.

Recorrer alguno de los lugares más hermosos que se pueden ver en otoño en la provincia.

Paseando por pueblos como Constantina, El Pedroso o Cazalla de la Sierra, todos con sus calles principales, iglesias o ermitas que nadie debería de perderse en su visita.

No puedo olvidarme de recomendar su gastronomía, durante esta época los platos que pueden saborear en cualquiera de sus restaurantes o bares tienen carne de caza, como el venado o sus setas de temporada, que acompañan diferentes recetas de la zona.

Pude pasear por las orillas del río Huéznar, donde parece que por fin ha llegado la estación otoñal, el paisaje cambiaba de color, los arboles comenzaban a ponerse de color amarillo o marrón, el suelo empezaba a llenarse de bellotas, y la tranquilidad se mezclaban con el sonido de pequeños riachuelos que recorren la zona.

Muchos lugares con merenderos para poder descansar en plena naturaleza, senderos para principiantes o para expertos.

Pero sin duda el lugar que me ha dejado impresionado, ese es el Cerro del Hierro.

Es una estructura geomorfológica que comenzó a crearse hace 600 millones de años, roca caliza de 500 metros de espesor.

El modelado se ha ido formando debido a la meteorización de las aguas de escorrentía, formando el típico relieve Kárstico.

Allí también se realizó la actividad minera que extraía hierro. Después del abandono de dicha actividad el paisaje se modifico por la vegetación mediterránea.

Por si fuera poco en este lugar se han encontrado algunos fósiles.

Si te gusta la naturaleza no puedes perderte la Sierra Norte de Sevilla

¡No te decepcionara!

Turismo accesible en Andalucía

El turismo accesible o turismo para todos es un término bastante reciente, que se está convirtiendo en una nueva tendencia. Permitiendo a todo el mundo el acceso a un turismo de calidad.

La Organización Mundial de Personas con Discapacidad y Organización Internacional de Turismo Social, son las organizaciones que están consiguiendo sobresalir a nivel internacional en este ámbito.

Gracias a la tecnología cada día más personas son capaces de acceder a lugares que antes no se podía, pero se debe permitir el acceso a los monumentos y lugares de interés para que el turismo en Andalucía sea accesible a todas las personas. Las ciudades Patrimonio de la Humanidad de Andalucía como Córdoba o Úbeda están dentro de las ciudades donde poder realizar el turismo accesible.

Según la Guía de monumentos, museos y puntos de interés turístico Accesibles para Todos realizada magníficamente por Predif (Plataforma representativa estatal de discapacitados físicos) los lugares de Andalucía son algunos de estos.

En la provincia de Almería la Playa de Aguadulce, el Parque Temático del Desierto de Tabernas o el Aquarium Roquetas del mar.

En Cádiz el Museo de Cádiz, la Playa de la Victoria o las Bodegas Barbadillo “Museo de la Manzanilla”.

Córdoba nos permite visitar muchos de los rincones de la ciudad, como su Mezquita-Catedral o su Jardín Botánico.

Acercándonos a Granada nos encontraremos con La Alhambra y el Generalife, el Parque de las Ciencias o la Estación de Esquí de Sierra Nevada.

Huelva posee lugares accesibles como el Parque Minero de Riotinto o el Muelle de las Carabelas.

En Jaén la Catedral de la Asunción, el Museo de la Batalla de Navas de Tolosa o la Vía Verde del Aceite.

Málaga con el Museo Picasso o el Jardín Botánico-Histórico La Concepción.

Y en Sevilla la Catedral de Sevilla o el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Adolf Schulten y Tartessos

Tartessos, esa civilización enigmática que da nombre a la web y de la que hoy todavía existe incertidumbre sobre su origen y su fin, sigue siendo en estos tiempos una atracción a los arqueólogos e historiadores que tratan de descifrar sus misterios y esclarecer un episodio de la historia de antigua de Andalucía.

Mientras todavía se siguen realizando estudios sin conseguir con dar con la clave, debemos mencionar a una persona que fue pionero en los estudios de esta civilización perdida. Si Troya tuvo a su Schliemman, Tartessos aspiraba a tener su propio arqueólogo descubridor que no llego al final pero que se convirtió en pionero. Nos referimos al también alemán Adolf Schulten.

Adolf Schulten , estuvo obsesionado en la búsqueda de Tartessos comenzando primero por el estudio de las fuentes clásicas como la Biblia donde se mencionaba el comercio con Tarsis o fuentes griegas como Herodoto, Estrabon y otros autores que mencionaban sus viajes a Tartessos, más allá de las columnas de Hércules.

Conociendo estas fuentes literarias, Schulten fue a Andalucía convencido de la existencia del mítico reino donde según las fuentes griegas estuvo gobernada por el rey Argantonios que vivió mas de 120 años y gobernó cerca de un siglo. Las fuentes literarias mencionaban que Tartessos era un rico reino donde la plata y cobre brillaban por su abundancia y donde pueblos como los fenicios llegaron para establecer relaciones comerciales. Este reino tendría una capital que según fuentes literarias podría estar en la desembocadura del Guadalquivir, otras en el curso medio o incluso en algunos casos cercanos a la Sierra Morena por la lógica de la abundancia de la plata en esa zona.

Sin embargo, al saber de estas fuentes literarias griegas, donde se mencionaba la riqueza de la ciudad con edificios importantes y un puerto comercial en un rio, su búsqueda comenzó por la zona de la desembocadura del Guadalquivir, la zona de Doñana y la zona de las marismas del Odiel, en Huelva.

Su búsqueda no dio con ninguna ciudad mítica, que él además relacionaba con la desaparecida Atlántida, sin embargo se encontraron restos de una ciudad romana en la zona de Huelva capital y aunque interpretó los textos literarios casi al pie de la letra, sirvió para crear precedente. Solo la Guerra Mundial (comenzó sus estudios en los años 20) y el fin de los fondos para financiar sus excavaciones acabaron con su sueño.

Hoy día , algo mas se han acercado los científicos con descubrimientos de restos y tesoros en la desaparecida Ebora ( Sanlúcar de Barrameda) y el tesoro del Carambolo en Sevilla. Si bien hoy las teorías son varias llegando a decir que Tartessos fue una fusión de la cultura local con la influencia oriental fenicia, no podemos obviar que Schulten dio el pistoletazo de salida a esta carrera que aun no ha acabado.

En el momento que se descubra algo más sobre esta civilización enigmática, muchos serán los homenajes y reconocimientos que tendrá que recibir este erudito alemán que intento descubrir un poco mas de nuestro origen.