El parque de los Toruños

No podía imaginar cuando era niño, que aquel espacio rodeado de salinas, que eran la continuación de la Playa de Valdelagrana, mi lugar de veraneo en El Puerto de Santa María, se convertiría en un espacio protegido, santuario de aves y lugar para el ecoturismo, el parque de los Toruños .

De niño solíamos tomar una pequeña carretera que salía del límite de la urbanización, donde no llegaban las viviendas, y que nos llevaba a la Playa de Levante, una playa sin urbanizar separadas por caños a los que popularmente llamaban “ramones” y donde solíamos ir ya que era el lugar para llegar con tu mascota y donde íbamos las familias a un lugar sin la masificación de las playas urbanizadas. No imaginaba, que al final de aquel mes de Julio de 1989, se convertiría en parque natural.

Todo el recinto, rodeado de pinares que solían ser coto de caza de perdices y conejos y las marismas naturales y artificiales, poco a poco se fue rodeando de vallas hasta el punto que se limito el acceso a vehículos hasta el momento que solo se permitió el paso peatonal o de ciclistas.

Desde ese momento descubrimos un espacio natural del que no éramos conscientes. Cuando paseábamos sin la presencia de los vehículos a motor, podíamos ver especies de animales que se movían por nuestro alrededor, reptiles, conejos y todo tipo de aves que habita la marisma y la ría San Pedro.

Numerosos espacios se convirtieron en zona de anidación como las salinas que acabaron siendo abandonadas para pasar al ecosistema marino y permitiendo el intercambio con la ría y el mar, un proceso de protección que dio lugar al aumento de la biodiversidad.

Debido a la cada vez menor acción del ser humano, las aves han encontrado un paraíso para anidación, como las gaviotas, cigüeñuelas, espátulas, chorlitejos o charrancitos, convirtiendo el parque en un lugar idóneo para los amantes de la ornitología.

parque de los toruños

El parque tiene un puente de madera que une ambas orillas de la ría de San Pedro, la zona de la marisma de los Toruños y el pinar de la Algaida.

Este espacio, inmerso en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, es espacio para deportes de naturaleza. No debemos perdernos las rutas de senderismo a lo largo de las diferentes zonas para contemplar los ecosistemas como el Pinar de la Algaida (si tenemos suerte podremos ver al camaleón), la marisma y en invierno las Lagunas pluviales, las cuales se cubren de flores durante la primavera dando un colorido espectacular al parque.

Los diferentes caminos y sus diferentes grados de dificultad, son idóneos para los amantes del ciclismo de montaña mientras se disfruta de un paisaje natural con el fondo de la ciudad milenaria de Cádiz y sus astilleros.

Para los amantes del mar, se ofrecen rutas de kayak y vela por el rio San Pedro, y con las cuales podemos movernos incluso por los caños, recordando a un ecosistema mas parecido a una manglar tropical, donde se pueden contemplar las aves que se acercan a comer en incluso ver saltar sobre nosotros bancos de peces que se aproximan a alimentarse a la marisma.

Estas son las actividades del día, pero de noche la cosa cambia. En unos años, se están celebrando pruebas atléticas y Rutas de supervivencia nocturnas que dan un ambiente especial, pero no debemos olvidar, tampoco, la Playa de Levante como lugar de visión astronómica y donde se pueden contemplar las estrellas y planetas con el uso del telescopio y otros medios técnicos de esta disciplina. La noche del 12-13 de agosto, con la caída de las Perseidas, una visión de estas estrellas fugaces en la playa de Levante es una experiencia inolvidable.

Aunque no está exento de peligros y de amenazas, podemos decir que la protección hacia este espacio está dando sus frutos y podemos dar como ejemplo a seguir de un tipo de turismo sostenible .

Costa de Almería

Hace algunos años tuve el placer de conocer Almería, de recorrer lugares increíbles que me hicieron enamorarme de cada uno de ellos.

Como la comarca del Poniente almeriense, donde se mezcla la belleza de sus cosas con el paisaje de su sierra.

Los contrastes de la comarca que te hacen perderte por todos sus paisajes, sin olvidarnos de su pasado o disfrutar también de sus puertos deportivos.

Por supuesto que nadie debería perderse sus espacios protegidos como la Reserva Natural de las Albuferas de Adra, aquí podréis contemplar numerosas especies de aves.

Tampoco podemos olvidarnos de recorrer la Reserva Natural Punta Entinas-Sabinar, las Salinas de Cerrillo que han sido declaradas Zona de Especial Protección de Aves, donde podemos observar más de doscientas especies distintas.

Para descubrir algo de la historia de la zona os recomiendo una ruta arqueológica en El Ejido, allí podréis ver restos del Neolítico, en su yacimiento de Ciavieja donde también nos encontraremos con asentamientos de la Edad de Cobre y de la Edad de Bronce. El yacimiento de Murgi o el mausoleo de El Daymún.

Si nos desplazamos a Berja podremos visitar su Anfiteatro romano de Villavieja o la Torre de Los Enciso, la sede del actual Museo.

Hoteles Globales

Una de las playas más hermosas que he podido encontrar ha sido en Aguadulce, con su arena blanca y sus tranquilas aguas.

Si nos acercamos a Roquetas del mar, veremos un pueblo de pescadores, con su Anfiteatro y su Castillo de Santa Ana.

Y por ultimo no se me puede olvidar hablar un poco de su gastronomía, platos como la parrillada de pescado y marisco en Adra. Los gurullos de conejo, el ajo colorao o el encebollado, la olla fresca, por citar solo algunos de los más representativos de la cocina alpujarreña.

 

El hotel con fantasma de Vejer de la Frontera.

En el sur de la provincia de Cádiz, a escasos kilómetros del Océano Atlántico, en la zona del Estrecho de Gibraltar, ubicado en una loma de casi 200 metros de altura, se encuentra la localidad de Vejer de la frontera, un pueblo con gran historia y cuyas estrechas callejuelas y casas encaladas, nos recuerda su pasado islámico así como su castillo del siglo XI y su iglesia del Salvador, de estilo gótico-mudéjar , construido sobre una antigua mezquita.

Sus paseos por las estrechas calles, herencia del mundo árabe y la maravillosa vista, nos lleva también a un rincón del mismo relacionado con el misterio y lo inexplicable. Ubicado en el casco histórico del pueblo, se encuentra el hotel Monasterio Convento de San Francisco, un establecimiento de alta calidad y cualificación que constituye uno de los lugares de la oferta de alojamiento de Vejer, sin embargo, no solo por sus servicios de calidad se conoce al mismo sino también por una leyenda que puede perjudicar o favorecer a la reputación del mismo, según se trate del punto de vista del viajero mediterráneo o de un turista anglosajón, este ultimo grana amante de los espacios encantados

Cuentan que desde inicios del siglo XIX, aquel monasterio del siglo XVII que pasó a manos del estado por la desamortización, ocurren fenómenos del todo desconocidos y hablan de una presencia inquietante.

Desde inicios del siglo XX que paso a ser una fonda para que progresivamente cambiase a hotel de gran categoría, una presencia relacionada con gemidos ,lloros y ruidos de cadenas pasea por sus instalaciones dando lugar a todo tipo de conjeturas y por qué no , al temor a lo desconocido.

Según testigos, independientemente de la época del año que nos encontremos, se produce bajadas repentinas de temperatura, seguido de ruidos y gemidos y la aparición de una sombra de la que no se ve la cara pero de la que se presume que viste hábitos de tipo monje.

Y es que el edificio fue un convento del siglo XVI donde se cuenta que hubo una muerte accidental de un monje el cual está enterrado en algún aledaño del edificio , un rincón silencioso que era el cementerio.

Durante los años del siglo XIX y XX, los testigos relatan similares historias de un monje aparecido y los fenómenos relacionados, una historia conocida por el pueblo.

A finales de los 70, cuando el edificio comenzó a adaptarse para el nuevo negocio hotelero, aparecieron numerosos escritos y obras, en algunos de ellos se menciona la presencia de monjes y también la costumbre de alguno de ellos, de en determinadas épocas , escapar del monasterio y entregarse a los placeres mas banales como el vino y las mujeres, algo que en aquellos tiempos castigaría la Iglesia.

Otros escritos mencionan el proceso de admisión de nuevos hermanos en la orden sin embargo, uno de los escritos , es que da una posible respuesta al enigma. En el se menciona lo que parece una carta de suicidio de un monje atormentado, que después de haberse entregado a los pecados terrenales, no puede continuar viviendo y acaba arrojándose a un pozo.

Hoy día , se cree que el espíritu de ese monje suicida , es el que vaga por el recinto y es su alma atormentada la que provoca los fenómenos extraños acaecidos en el Hotel Convento Monasterio de San Francisco de Vejer de La Frontera.

Sea verdad o simple superstición propio del folclore, si podemos indicar que el hotel Tugasa Convento de Sanfrancisco, es una magnifica opción a un precio razonable para disfrutar de la joya que es Vejer así como de su gastronomía y paisajes , independientemente que el fantasma nos permita dormir.

No te pierdas estos hoteles y hospédate en Vejer de la Frontera.

Paseo con raquetas de nieve en Sierra Nevada.

Ahora que estamos finalizando la Navidad y la estación de esquí de Sierra Nevada está abierta a pleno rendimiento, es tiempo para recibir las visitas de los amantes de los deportes de invierno y disfrutar de sus magnificas instalaciones.

Sierra Nevada ofrece ya por esta época unas condiciones magnificas para el esquí o snowboard ya que sus remontes y pistas están operativos aunque no nieve gracias a los cañones de nieve artificial.

Cada año se puede contemplar que la estación dispone de la mejor oferta de alojamiento, mejores servicios y también cada vez mejores conexiones ya que en telecomunicaciones se han hecho inversiones y podemos igualmente estar conectados online.

Pero nos preguntamos que ocurriría si no vamos a disfrutar del esquí o del snowboard. Somos de ese grupo que no podemos permitirnos el material o forfait o simplemente no sabemos esquiar, ¿se puede disfrutar de la nieve sin tener conocimiento de deportes de invierno?

La respuesta es sí, ya que las estaciones de esquí se han democratizado. Sierra Nevada ya no es solo esa estación para los que anualmente practican deportes de invierno, actividad que suele ser cara aunque la estación andaluza es de las más económicas en comparación con sus hermanas de los Pirineos. Sierra Nevada ofrece otras actividades a aquellos que desean disfrutar de la nieve a precios mas económicos y sin el complejo de no haber cogido unos bastones y esquíes en su vida.

Desde hace algunos años, Sierra Nevada tiene una zona de ocio en Pradollano llamada Mirlo Blanco. Se trata de un pequeño parque de atracciones de invierno para disfrutar toda la familia, donde se combinan tubos de deslizamiento, toboganes con roscos hinchables similares a un parque acuático de verano, también una pista de trineos y la estrella de la instalación, el trineo ruso. Todo por precios económicos.

Otra de las actividades a disfrutar en la nieve y fuera del recinto de la propia estación y que se ha puesto de moda desde unos años hacia aquí, es paseo o excursión en raquetas de nieve.

Esta actividad está programada como una excursión de unas dos horas aproximadamente en zonas aledañas a la estación como el propio pico Veleta. Por un precio más económico y con el equipo de raquetas de nieve y con guía, se puede disfrutar de la nieve de los maravillosos paisajes blancos del Parque Nacional de Sierra Nevada, así como sus especies de la flora y fauna autóctonas de esas altitudes.

Para bolsillos más acaudalados, se puede alquilar maquinas y motos de esquí para recorrer las zonas a las que solamente se puede acceder con vehículos motorizados.

Una alternativa al disfrute de la nieve para todos los bolsillos que amplía la oferta de la estación granadina.