Jaén un paraíso natural

 

La provincia de Jaén está llena de cultura, de exquisita gastronomía que recorre todos sus rincones, pero si tenemos que destacar otro de sus numerosos atractivos ese es su naturaleza.

Podemos descubrir en ella diferentes lugares, como sierras escarpadas o campiñas y vegas repletas del cultivo del olivo que inunda la provincia.

El valle del Guadalquivir nos muestra el nacimiento de este río, con unos paisajes únicos que mostraran a todos los visitantes las riquezas naturales de gran belleza.

Realizar excursiones por las Cordilleras Béticas es otra de sus actividades, con sus paisajes ligados al sotobosque, con numerosas especies de animales.

Hoteles Globales

En concreto la provincia de Jaén tiene la mayor superficie de espacios naturales protegidos de España, con cuatro Parques Naturales, tres Parajes Naturales, dos reservas naturales, cinco monumentos naturales, 2 parques periurbanos.

En todos estos lugares se pueden realizar diferentes actividades como pueden ser el Kayak, ciclismo, nordic walking, senderismo, entre otras.

Ofreciéndonos una gran variedad de lugares para poder disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Cádiz carnavalesco y milenario.




La ciudad de Cádiz, conocida como la Tacita de Plata, aunque progresivamente pierda habitantes, no pierde el encanto de las pequeñas ciudades que se saben milenarias y con derecho a ser reconocidas mundialmente.

La ciudad milenaria, fundada según la tradición por los fenicios en el siglo IX a.c en una pequeña Isla en la Bahía, hoy unida a San Fernando, nos muestra su historia en cada uno de los rincones.

Pero no adelantemos acontecimientos y primeramente vamos a indicaros las mejores formas de llegar con permiso de los puentes que unen la ciudad con el resto de municipios de la bahía. La primera opción sería a través del tren que después de dejar Puerto real y San Fernando, bordea la costa por el istmo y donde podemos ver a la derecha la bahía y a la izquierda al playa semisalvaje de Cortadura, lo que da la sensación de que uno navega por sus aguas. La otra forma seria llegar a través de barco por Rota o El Puerto de Santa María para contemplar la visión de la Bahía y los diferentes circuitos que la circundan.

Después de llegar al puerto, debemos perdernos por sus rincones que aunque sea tópico recuerda a una ciudad colonial americana, un monumento a visitar es su catedral renacentista, y conocer de cerca su gastronomía, y el encanto de sus gentes con su humor característico representando en una de sus fiestas grandes , el Carnaval.

La gastronomía nos muestra todos los productos del mar, desde sus pescados fritos, sus mariscos (no olvidarnos del erizo marino) habituales en cualquier punto. La ciudad histórica comienza desde las murallas de Puerta Tierra y sabemos que fue fundada por los comerciantes fenicios de Tiro ya que son numerosos restos los aparecidos (en el museo de Cádiz se conservan como joyas esos dos sarcófagos antropomorfos encontrados en 1980 que atestiguan su paso.

Posteriormente los romanos también dejaron su huella, ya que se conservan los restos del teatro en estado aceptable y abierto para visitas.

Cádiz también fue islámica pero también se le conoce como ciudad portuaria en época de las Américas, con el permiso de Sevilla y no debemos olvidar que es cuna de la primer Constitución Liberal en un país monárquico, la de 1812, conocida como la “ Pepa” por ser aprobada un día de San José.

Cualquier rincón de Cádiz tiene un encanto especial , pero sería injusto no mencionar sus playas , teniendo además una de las mejores playas urbanas , la de La Victoria , de arena blanca y fina, aunque la más conocida por su pequeñez y su historia es la de la Caleta ( escenario de algunas películas) con el fondo del faro del castillo de San Sebastián , antiguo templo del dios Crono y la playa semisalvaje de la Cortadura al final de la ciudad y que sirven de disfrute no solo de los gaditanos sino de los turistas.

Cádiz vive con gran pasión sus fiestas grandes, el carnaval precede a la Semana Santa, y durante varios días , sus habitantes se implican en su organización y celebración siendo de interés turístico y de gran reconocimiento mundial.

No olvidemos la Semana Santa, vivida con gran fervor en las fechas correspondientes y que inunda Cádiz de incienso y aromas de cera en una semana de fe y pasión.

Con independencia del viento de Levante o de Poniente, el clima de Cádiz es benigno todo el año sin los calores sofocantes del verano, y con un invierno más que suave. Recomendamos siempre en cualquier época del año, una visita a la conocida como La Tacita de Plata.

La Peña de Arias Montano y su magia

Tenía once años cuando en aquel verano fui a mi primer campamento a la Sierra de Aracena ( Huelva), concretamente a un albergue ubicado en Jabugo y en aquellos días pude descubrir los rincones de la naturaleza y sus lugares históricos , curiosamente el mismo año que era declarado Parque natural. Referente a estos lugares hablaremos con más detalles en próximos artículos.

En uno de los últimos días, aquel autobús que nos solía llevar por todos los rincones de aquella recién descubierta Sierra de Aracena, nos llevo a un rincón pintoresco y curioso que no conocía.

Llegamos a una peña en cuyo lateral de la carretera, había una fuente de la que llegaba agua de manantial, tan fría que parecía que venía directamente del polo y eso que era el mes de agosto.

Pude comprobar que numerosos autobuses llegaban cargados de visitantes que colapsaban el lugar, no sabía realmente que me iba a encontrar y la verdad es que vi un recinto con una bella capilla desde donde se podía ver una espectacular vista de la sierra de Aracena con sus imponentes montañas verdes redondeadas.

Años después regrese a aquel lugar, ya de adulto, y acompañado por la que hoy es mi mujer. Había escuchado hablar de la Peña de Arias Montano, pero no caí en la cuenta de que era aquel espacio que visite de niño.

Peña de arias Montano
Peña de arias Montano

Ya desde la perspectiva de adulto, pude valorar mejor aquel lugar, la Peña de Arias Montano, nombrado así en honor a Benito Arias Montano, bibliotecario mayor del rey Felipe II y gran erudito del siglo XVI que se retiró en este lugar en sus últimos años.

La peña está rodeada por arboles de tipo mediterráneo y con una espectacular vista de Alájar y el resto del parque natural en la que en los días claros es posible incluso ver el mar. En la peña se construyo la ermita renacentista de Nuestra Señora de los Ángeles, con una peregrinación de los lugareños todos los meses de septiembre. Cuenta la leyenda que si una pareja de novios cruza debajo de su arco, acabaran casados en breve (no recuerdo si lo hicimos o no pero hoy días seguimos casados)

El lugar está ubicado sobre una red de cuevas, siendo la más conocida la llamada como el Palacio Oscuro. En esta red de cuevas se han encontrados restos arqueológicos desde la Edad de Bronce o incluso de la mítica civilización tartesia.

Sin embargo, este lugar no es solo un lugar de historia y naturaleza, sino un lugar mágico, un lugar conocido como sitio de poder. Este recinto ejerce influencia a todo visitante que se preste, y no deja indiferente a nadie, este es un hecho de que allí se construyera una ermita católica en la época de la Contrarreforma pero sin duda pudo ser también lugar de influencia mágica en el resto de las culturas.

¿ Pudo ser un altar de sacrificio ibero-celta ?¿ quizás algún ribat con orientación a La Meca?. Sea como fuere, podemos decir que este lugar donde llegaron ermitaños y donde hoy día peregrinan muchos visitantes es un lugar mágico dentro de un espacio mágico de naturaleza.

Desde la Peña de Arias Montano, parten muchos senderos para conocer las entrañas del Parque natural de Aracena y Picos de Aroche que vale la pena conocer.

Un consejo, siéntate a la sombra de un pino , relájate enfrente y deja que la mente escape y muestre todo su potencial, así podrás comprobar desde tu posición la magia de este encantador lugar.