Iglesia de San Nicolás de la Villa

INTRODUCCIÓN

La Iglesia de San Nicolás de la Villa Situada en la ciudad de Córdoba, en (España), fue fundada en el siglo XIII poco después de la conquista de Fernando III el Santo. Su inicio es de tipo gótico-mudéjar, del que se conserva la primitiva estructura gótico-mudéjar de planta casi cuadrada, con tres naves sin crucero, sin embargo, a lo largo de los siglos se han ido añadiendo nuevos elementos. Uno de estos añadidos es la portada principal, obra de Hernán Ruiz II, construida en el siglo XVI con el estilo renacentista y manierista de la época. La torre es de tipo militar, comenzando su construcción en la época de los Reyes Católicos, sobre los restos de un antiguo minarete islámico. Las transformaciones no estaban allí y en los siglos XVII y XVIII, la iglesia también tuvo modificaciones en la torre, portadas, cubiertas de las dos naves laterales, así como otras edificaciones a las que se ha dado una estructura barroca al conjunto edificado. Este templo es la sede de la Cofradía de La Sentencia. Como hemos indicado, la Iglesia Parroquial de San Nicolás de la Villa es un ejemplo de los diferentes estilos artísticos que se han unido a lo largo del tiempo.

INTERIOR

El templo tiene tres naves con cabeceras rectangulares y planas. La nave central, siendo la más profunda y ancha que las laterales, está cubierta con armaduras de madera con influencia de tipo manierista y con una trama de grandes octágonos unidos por cuadrados más pequeños, todos ellos decorados con motivos policromados. Las tres naves están separadas por pilares cruciformes, con columnas semi-adosadas que sirven de soporte a los arcos apuntados y curvados. Paralelamente a la nave central hay pilastras que sirven de soporte a arcos ciegos apuntados que giran en la parte superior del muro. Cubierto con bóvedas de arco con llaves decoradas con motivos vegetales en estuco, de época barroca, hay dos naves laterales. Dos tramos de bóvedas de crucería cuatripartitas cubren su cabecera.

NAVE DE LA EPISTOLA

Los frescos decoran el muro de la nave de la Epístola presentando como tema La Oración en el Huerto, cuya composición piramidal muestra a Cristo en el centro, arrodillado y mirando hacia el cielo donde un ángel sostiene la Cruz. A la izquierda, sentado, se ubica San Pedro y con dos apóstoles durmiendo, mientras que al fondo del paisaje un grupo de personajes señalan a Cristo. La decoración termina con un conjunto de pergaminos, ramos y guirnaldas.

CAPILLA MAYOR

La capilla mayor tiene forma rectangular y cubierta aplanada, y sus tres tramos están cubiertos con bóveda de crucería cuatripartita como las naves indicadas anteriormente. Se abre a la nave central a través de un arco triunfal de perfilería ojival. Los encabezados de los tres barcos se comunican entre sí a través de aberturas puntiagudas y acampanadas.

La Capilla Bautismal ubicada en la nave del Evangelio, cuya construcción, realizada bajo el patrocinio de Don Leopoldo de Austria, fue realizada por Hernán Ruiz II, y las esculturas de Sebastián Peñarredonda. Es de planta rectangular, con una serie de muros lisos hasta llegar al friso, con ángeles desnudos de actitudes movidas que decoran el espacio, que actúan como arranque de los cuatro arcos que sostienen la bóveda pseudoelíptica sobre pechinas, que cubre el espacio . En los ángulos, sobre las vieiras presenta cuatro personajes del Antiguo Testamento. En el centro de la bóveda aparece la imagen de la Virgen de la Asunción rodeada de ángeles, así mismo, en la zona frontal de la capilla, el relieve del Bautismo de Cristo.

EXTERIOR

La portada de entrada a la capilla desde la nave, consta de un vano carpanel inscrito en un rectángulo, delimitado por dos pilastras rematadas en un entablamento sobre el que se ubica una venerada hornacina, en cuyo interior se encuentran las imágenes de San Juan y de Cristo, representando el tema iconográfico del Bautismo. El conjunto está decorado con profusa decoración de grotescos. En el siglo XVI se completa la configuración definitiva del cuerpo formado por la sacristía y antesacristía; siendo esta última dependencia de planta rectangular, construida con muros de sillería regular, dando acceso desde el pórtico lateral y desde el interior de la iglesia. La sacristía cuadrangular se cubre con casetones rectangulares de alfarje mudéjar que se alternan con cuadrados, dejando un espacio central que se adorna con lacería y muqarnas. Esta portada cubría originalmente el barco de la epístola que se trasladó a este lugar en el siglo XVIII. Tiene una escalera de caracol que conecta el entrepiso con la ante-sacristía está construida en piedra. La iglesia está formada por bloques de piedra con cuerda y tizón con dos fachadas exteriores ubicadas en los frentes norte y sur. El frente de la fachada sur es el más antiguo de la iglesia y da acceso a la nave de la Epístola. Consiste en un vano puntiagudo y ensanchado, compuesto por diez toros rematados con una línea de puntas de diamante. Está precedido por un pórtico construido en el siglo XV, cuyas portadas tienen vanos de medio punto inscritos en alfiz, sobre troncos y capiteles de acarreo. 

La entrada principal, ubicada en la zona norte, fue construida en el siglo XVI por Hernán Ruiz II. Consta de dos cuerpos; el primero en forma de vano de medio punto sobre jambas de pilastras perforadas, flanqueado por columnas de fuste estriado, sobre zócalo y capitel corintio, sobre el que descansa un entablamento rematado en sus lados con pináculos. El segundo cuerpo tiene una hornacina central, en cuyo interior se aloja el santo titular, flanqueado por pilastras y un entablamento superior coronado por un frontón triangular. La torre probablemente fue construida sobre los restos de un antiguo alminar islámico, en el siglo XV, hasta 1496 y cuyo autor se cree que es Gonzalo Rodríguez. S El primer cuerpo es cuadrangular y en uno de sus frentes tiene una lápida conmemorativa en la que se indica la fecha de su construcción. El segundo es poligonal. Existe una transición entre ambos cuerpos que se da en dos de los cuatro ángulos, con estructuras piramidales sobre las que aparecen las figuras alegóricas de la Paciencia y la Obediencia. Asimismo, en una de sus portadas presenta el escudo del obispo Manrique. El tambor está coronado por un listel con almenas únicas rematadas por techos apilables. La torre finaliza en el siglo XVIII con un cuerpo de campanas de base cuadrada cubierta con techo piramidal sobre cornisa moldurada y barandilla de hierro. A lo largo del siglo XVIII se realizaron profundas transformaciones en el templo, siendo la más importante la portada que comunica la nave de la Epístola con la sacristía, obra de Alonso Gómez de Sandoval. Está tallado en mármoles rojos y negros y consta de un vano plano, cubierto con una puerta de madera tallada, flanqueada por columnas y frontón semicircular partido.